Durante el Primer Congreso Nacional de Mujeres Saxofonistas que se llevó a cabo en Puebla [VIDEO] el pasado fin de semana, se presentó el colectivo Pan y Rosas, el cual tiene presencia a nivel Latinoamérica. Ellas se dedican a buscar oportunidades de trabajo para las chicas así como a luchar para que tengan mejores condiciones laborales. También buscan la libertad de las "presas por aborto".

En una mesa redonda analizaron y profundizaron en el tema del Feminicidio. Explicaron que desde el 2015 que se levantó la alerta de género en el Estado de México, los asesinatos a chicas por su condición de género han aumentado.

El amor que mata

"Hablar de feminicidio [VIDEO] es un tema complejo.

No se trata de hablar de cifras más o cifras menos. Es complicado entender por qué si hay leyes, nos asesinan". Destacaron que debido a que vivimos en una sociedad patriarcal y en opresión, "un género está arriba del otro".

Según las cifras que dieron en la charla, la mayoría de los casos de feminicidios ocurren por las mismas parejas de las víctimas, como el caso de El Matanovias, el asesino serial que primero enamoraba a las mujeres a las que después les quitaba la vida y a manera de trofeo, se quedaba un trozo de cabello de las asesinadas.

Con base en el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), seis de 10 poblanas han sufrido violencia de género por parte de sus parejas.

El término feminicidio

La palabra feminicidio tiene origen gracias a la activista y autora Marcela Legarde, quien en los noventa comenzó a realizar un análisis de la serie de asesinatos por condición de género como cáncer social.

También se dedicó al estudio de estructurar las condiciones patriarcales y ella propone que si ocurre el fenómeno es porque hay una terrible falla en el Estado de derecho.

Gobierno que no hace nada

Con base en el análisis y conclusiones de Pan y Rosas, los feminicidios en México continúan pese a las alertas de género porque el Gobierno deja impunes los casos y por ende ocurren cada día más y más.

"Es por un colapso institucional, si no hubiera crisis en ellas, tendríamos una perspectiva de género. No es que el Estado falle o entre en colapso sino que la ideología viene desde el Estado".

En Ciudad Juárez, por ejemplo, los casos de feminicidios aumentaron en un 800 por ciento, según los datos que el colectivo dio en la conferencia. Exhortaron a que no se pierda de vista cómo los partidos políticos juegan con la imagen de la mujer para ganar votos en las urnas.

#PueblaAlertaDeGénero

Uno de los objetivos del congreso liderado por la saxofonista Ximena Costantino fue lanzar la petición y exigir que se active la alerta de género en Puebla, debido a que el Gobierno y empresarios la han rechazado constantemente.

La Organización Nacional de las Naciones Unidas (ONU) presentó el pasado octubre la declaratoria para que se haga oficial la petición.

Hasta el mes de septiembre se tenían registrados 83 feminicidios en Puebla en lo que va de este año, así lo dio a conocer la ONU.

Durante el evento, los poblanos no solo disfrutaron de conciertos de saxofonistas como Sofía Zumbado, Saxtlán, Lorena Ríos, Alma Rodríguez, Filomeno Ortíz, Ed Calle o Erick López. También se unieron a la causa y firmaron la petición para que la alerta de género en Puebla se haga realidad. El congreso es un ejemplo de cómo nacen necesidades artísticas a partir de un cáncer social como es el feminicidio y de cómo la música cruza fronteras con las buenas causas.

La charla de Pan y Rosas finalizó a manera de reflexión con la siguiente pregunta: ¿hasta dónde impacta la violencia de género?

Fotografías: Mitzi Vera

Edición de Tadeo Alvarado