Enfrentando la humillación, el dolor y la vergüenza, once mujeres mexicanas narraron el drama de la Violencia sexual que sufrieron ante la Corte Interamericana para los Derechos Humanos. A pesar de la dificultad, llevaron a cabo este acto (mucho más que simbólico) para denunciar al Estado de México [VIDEO] frente a la justicia. Sus casos no fueron investigados y quedaron en completa impunidad. La policía mexicana había usado este tipo de violencia y tortura en contra de movilizaciones populares. “Una verdad a mitad no es una verdad. Reconocer las responsabilidades debe hacerse de manera completa. Por ello, el trabajo que estamos llevando a cabo con la campaña ‘Romper el silencio’ me da fuerza para seguir adelante día a día”, declaró una de las víctimas, de nombre Norma Aidé Jiménez Osorio.

El pasado 16 y 17 de noviembre una audiencia de la Corte Interamericana para los Derechos Humanos [VIDEO] escuchó a estas mujeres, víctimas de violencia sexual por parte de miembros de la policía los días 3 y 4 de mayo del 2006. Ellas se encontraban en las protestas en contra de la construcción de un nuevo aeropuerto en San Salvador Atenco y Texoco en el estado México. Días de terror en el que 31 denunciaron que fueron violadas y dos personas fueron asesinadas.