#México vive una guerra. Al menos en términos cuantitativos para los profesionales de la comunicación y la información. De acuerdo a las cifras del último informa de #reporteros sin Fronteras (RSF), en el País latinoamericano el número de periodistas asesinados es el mismo de Siria. Un balance de conflicto armado y guerra [VIDEO] civil no declarada.

En el mundo, 65 periodistas fueron asesinados en el año 2017 (sin contar con la muerte del mexicano Gumaro Pérez Águilando, quien fue asesinado luego de la presentación del reporte): de ellos, 12 murieron en México y 12 en Siria. El informe "Balance de periodistas asesinados, detenidos, secuestrados y desaparecidos durante el año 2017” sostiene que este año ha sido mucho mejor que el 2016, ya que el año pasado murieron 79 periodistas.

El informe de RSF explica que en México [VIDEO] impera la violencia de los cárteles de tráfico de drogas, que atacan a los periodistas que investigan sobre estos temas, además de denunciar a los políticos corruptos: “Los periodistas son amenazados continuamente y llegan a ser ejecutados a sangre fría”. RSF reconoce que la mayoría de estos asesinatos se mantiene impune, sin que el gobierno haga nada para impedirlo. México, al parecer, no es un país para periodistas.