La noche del 5 de febrero en una gira periodística que corre la franja Cuautitlán-Tultitlán-Coacalco-Ecatepec una patrulla municipal me detuvo sobre la Vía López Mateos a la altura del Eje 8 bajo el cargo de "alterar el órden público" por escribir en mis artículos consignas y temas que le son incómodos a círculos priistas, es así como sin una orden por escrito dos elementos policiales me abordaron a su unidad, ya en camino rumbo al Palacio Municipal uno de ellos me intimidó diciendo "no te conviene ponerte violento" aunque accedí a abordar sin ejercer resistencia, llegando a las Galeras municipales el mismo oficial, cuyo nombre estoy por descubrir, volvió a decir "ahora sí sabrás lo que es el dolor", el juicio o mejor dicho simulación de juicio dio como resultado una sentencia de 36 horas de arresto o una multa de $2,800, mientras tenía que entregar mis pertenencias (cartera,monedero,cinturón y teléfono celular) y hacían el inventario noté que el mismo Policía con la complicidad de su compañero no registraron los $320 que portaba en ese momento porque " ya habían perdido mucho tiempo" habiendo sólo registrado las 9 credenciales y los $23 que portaba en el monedero más mi teléfono celular.

Hice hincapié en la falta del registro monetario sospechando de un posible robo policiaco a lo que en tonó molesto me comentó el segundo elemento "te consta? Cuando te pase dices". Posteriormente me remitieron a las galeras municipales.

La vida dentro de las Galeras

Una galera es una pequeña prisión que le corresponde a todos aquellos que según la ley hemos cometido alguna falta cívica o administrativa, las del municipio de Coacalco de Berriozábal son tres, dos pequeñas para hombres y mujeres y una más grande para un pequeño grupo, me colocaron en la tercera. Sus condiciones son deplorables: pisos muy sucios, paredes pintarrejeadas, basura dejada por reclusos, cobijas con piojos, una cama de cemento y un inodoro sin drenaje el cual contenía un mes de desechos humanos acumulados, el hedor insoportable.

Treinta y seis horas parecen pocas afuera pero el tiempo dentro no avanza , te da esa sensación de estar detenido, no puedes ver la luz solar así que el saber qué hora es sólo depende de los visitantes, el trato es poco digno por parte de los celadores más las condiciones inhumanas de cero comida y agua ya que si no tienes la fortuna que un amigo o familiar te asista simplemente tendrías un día y medio sin alimento.

Testimonios dentro de la Galera

Al momento de ingresar, tres personas estaban ya dentro de la misma, otros más entraban y cada uno dejó con su testimonio en evidencia la corrupción que impera en nuestro sistema policial y que aquí lo podrás leer:

  • El Chino: Es un jóven de 19 años que labora como lava loza en el Restaurante Madero en Tultepec, lo detuvieron por posesión de marihuana -una pizca- cabe recordar que el art. 192 de la Ley General de Salud te permite portar hasta 5 gr , nunca le pesaron su portación.
  • Ángel: También tiene 19 años avecindado en Tultepec, lo detuvieron junto con su novia Jaqui en un parque de Coacalco por faltas a la moral, aunque él argumentó "no haber hecho nada" lo cierto es que la policía que los remitió les tomó fotografías algo que no se puede hacer por el Acuerdo 17/2013 del protocolo de actuar policial, otra falta por parte de la autoridad.
  • Adolfo: Señor de 50 años de edad que fue corrido de su casa por parte de su esposa con quien habían tenido una discusión, avecindado en Coacalco los policías omitieron el hecho que al echar a señor de su casa se le sometió a violencia patrimonial, por lo tanto no debió ser remitido. Cabe señalar que ningún juez le sentenció, fueron los mismos policías municipales los que le dieron sentencia en plena violación a la Ley de Cultura Cívica del Estado de México.
  • Paco: Tepiteño de 'coraza' huyó para proteger su vida por amenazas hacia Coacalco, lo detuvieron mientras caminaba con el 'activo', reincidente en está misma galera.
  • Motociclista: Sobre la vía López Portillo un motociclista cayó, nuestro supuesto infractor se acercó para ayudar al accidentado pero fue detenido por "obstruir las labores policiales" o más bien porque él filmó con su cámara en el casco el pésimo actuar de la autoridad. Lo repitieron y le quitaron la memoria de su cámara, él está avecindado en Tecamac.
  • Cantante: El accidente anterior ocurrió frente a un restaurante en donde este señor de 40 años de edad canta para amenizar la comida, él tomó una fotografía del suceso amparado por el art 6° y 7° que le da libertad de expresión y seguridad personal , haciendo caso omiso los municipales entraron al restaurante, golpearon al cantante y lo remitieron a la misma galera.
  • Joel: Un padre de familia que acudió a recoger a su hija al kinder en Coacalco llamó al apoyo policial porque la directora de la escuela se enfrentó a estos padres de familia a quienes se les mandó golpear con una conocida de la directora. La policía municipal por darle parte a la mujer infractora detuvo a Joel por "ser hombre" y lo remitió a la galera.
  • Cocinero: Tiene 35 años y cocina sushi en Villa de las Flores, estaba sentado en un conocido andador donde fuman marihuana, y sin portar ni consumir lo remitieron por el simple hecho de estar ahí sentado.
  • Empleados ADT: Dos hombres representantes de esta empresa de seguridad caminaban sobre Avenida del Parque, cerca de la frontera con Ecatepec, los elementos municipales se acercaron para impedir que repartan propaganda laboral, a su vez los remitieron por haber entregado un solo volante.
  • Cantineros: Dos señores salían de una cantina sin portar ninguna botella de alcohol ni prueba de alcoholímetro por parte de los municipales los remitieron a otra galera más pequeña.
  • Juniors: Ya en la noche del 6 de febrero dos chicos fueron remitidos al ser sacados de su vehículo con uso de violencia. A uno de ellos le desaparecieron $1,000.

Recalco que al momento de salir me devolvieron mi cartera con $120, es decir, el elemento municipal me robó $200 , además firmó de conformidad por mí y la firma es distinta, la falsificó.

Al hacerle notar este hecho al celador este se limitó a guardar silencio.

Como pudimos leer, la cantidad de arbitriaridades producidas por los elementos municipales son muchas en estos casos y hablamos de tan solo tres días, además la suma de multas ascendió a más de $20,000 en dos noches, cantidad que no fue reportada a las cajas municipales sino repartida entre jueces, municipales y celadores.

Si usted sufre o ha sufrido abuso de autoridad como lo padecimos aquellos que estuvimos en la galera municipal puede reportar y denunciar al teléfono: 01 800 696 9696 , que es el Centro de Contacto del Estado de México.

Mi experiencia: No se puede confiar en la autoridad municipal de Ecatepec, Tultitlán y Coacalco.