Más de una docena de fuerzas policiales han subcontratado a diferentes empresas para el trabajo de investigación [VIDEO] de Forense Digital, y han pasado la responsabilidad a laboratorios privados no acreditados en el último año, en un momento en que se han abandonado diferentes casos de violación, debido a problemas con la evidencia digital que se presentan en los casos. El colapso ocurrió cuando cuatro casos de violación fueron rechazados en dos meses debido a que la evidencia digital no se había compartido con los equipos de las personas defendiendo el caso, todo esto ha sacudido la confianza en el sistema de justicia penal y provocado una revisión de miles de casos de violación por parte del Servicio de Fiscalía en inglaterra.

Ahora han surgido nuevas preocupaciones en el sistema judicial de Inglaterra, sobre la calidad de la evidencia forense digital que se utiliza para procesar crímenes graves, incluida la violación y el abuso infantil. Una figura de la industria describió el mercado forense digital como una "carrera hacia abajo", diciendo que los contratos de la Policía se habían adjudicado a los proveedores más baratos, independientemente de si cumplían con los estándares mínimos de calidad establecidos por el gobierno.

Los puntos a destacar en este problema

Los puntos que hay que tomar en cuenta con respecto a los proveedores de servicios digitales en estos casos que ocurren en Inglaterra y son los siguientes:

1.- Al menos 15 fuerzas policiales, incluida la policía de Greater Manchester y la policía metropolitana, han subcontratado el trabajo forense digital [VIDEO]normalmente para el análisis de teléfonos celulares y computadoras, a compañías privadas no acreditadas, algunas de las cuales no están sujetas a supervisión regulatoria.

2.- Una empresa privada que tiene un importante contrato que cubre más de una docena de casos tuvo su acreditación revocada el año pasado después de haber fallado en su primera auditoría, pero continuó realizando trabajo forense para la fiscalía.

3.- Solo 15 de las 43 policías cumplieron el plazo del gobierno en octubre para ajustar sus laboratorios internos a los estándares mínimos de calidad para analizar datos de teléfonos móviles, computadoras y CCTV (circuito cerrado).

Tanta información no puede ser procesada por la policía

Nick Baker, el líder de la policía nacional en forense digital y subjefe de la policía de Staffordshire, dijo que la gran cantidad de teléfonos móviles y de computadoras son muchas, y que la policía no se da abasto, por lo que se enfrenta ahora es a varios proveedores digitales luchando por cumplir con los estándares de calidad. "La velocidad a la que nos sobreviene toda la información es inmensa", dijo. Uno de los proveedores privados más grandes, una compañía llamada Sytech con sede en Stoke, tiene un contrato que cubre más de una docena de casos e información, incluida la de la policía de Greater Manchester.

En marzo del año pasado, se revocó la acreditación de Sytech luego de no haber pasado los estándares minímos.