Aunque parezca una historia poco creíble, un par adolescentes en florida fueron puesto bajo salvaguardia después de que se consideraran sospechosos de utilizar la famosa aplicación "LetGo" para cometer fechorías a una serie de víctimas de diferentes Estados todos ellos a mano armada, a su vez, los arrestos fueron alusivos a diferentes robos en los que vendedores sin cuidado usaban la aplicación mientras eran atraídos a situaciones irregulares.

El modus operandi practicado por los detenidos

Hace poco más de un mes, el par de adolescentes empezaron a contactar personas mediante de la aplicación LetGo, la cual permite a los usuarios facilitar las ventas persona a persona [VIDEO] en diferentes artículos de uso diario.

Se pudo constatar que Harris empleó el seudónimo TJ, contactando a un hombre después de negociar la venta de una consola de juegos PlayStation No obstante, Harris, quien permanecía en el automóvil de su madre, espero el momento justo para amedrentar a la víctima con el arma de fuego para posteriormente darse a la fuga.

Sospechosos tendrán que someterse a la justicia

Conociendo un poco sobre de los sospechosos y mediante información confirmada, se pudo constatar que responden a los nombres de Barkley Dezmond de 19 años, y Harris Tessari de 17, ambos oriundos de Tallahassee, FL. Así mismo, ambos fueron puesto bajo custodia el pasado miércoles en donde enfrentan tres cargos por delitos de robo con arma de fuego mientras que Barkley también afronta un cargo de posesión por arma de fuego y uso de un menor de edad para delinquir.

Según fuentes cercanas a las investigaciones, determinaron que “TJ” era sospechoso al enlazar la “APP” a sus múltiples cuentas en las redes sociales e investigar su verdadero nombre, así mismo, Harris le solicitó a la tercera víctima que asistiera a un complejo de condominios al sur de la Florida, todo ellos para realizar una tercera transacción para la adquisición de zapatos y un abrigo, de acuerdo a los indicios de los registros judiciales [VIDEO].

Por otro lado, el fiscal encargado del caso John Gabbard, también instó a los vendedores a que inquieran nombres o direcciones falsas o inusuales, teniendo en cuenta que si un comprador virtual llega desapercibido o parece muy joven para efectuar una compra, eso debería disparar las alarmas. Gabbard finalmente acoto: "Es un deber de las personas confiar en su intuición y mantenerse atentos a marcharse si en algún momento algo no parece correcto". Instó a la gente a que nunca vaya solo a una transacción.