Las andanzas de Keith Raniere llegaron a su fin. El co-fundador de la secta llamada Nxivm fue detenido en territorio mexicano. El supuesto “motivador” fue acusado por haber creado un sistema que esclavizaba a las mujeres, obligándolas a trabajar para llevar dinero a la secta, siendo objeto las mismas de abusos sexuales. Raniere es considerado el jefe de este grupo criminal. Al interno de la organización era conocido como el “Vanguard”.

Los inicios de Raniere

Raniere, quien tiene 57 años, fundó la organización Executive Success Program (ESP) en el año 1998.

A través de esta estructura llevó a cabo una serie de workshop que tenía como objetivo principal y oficial la realización del potencial humanos de quienes participaban en los seminarios. En el año 2003 creó una segunda organización llamada Nxivm, que era administrada por ESP.

Extradición relámpago

La sede principal y operativa de la secta estaba ubicada al norte de la ciudad de Nueva York en Estados Unidos. Sin embargo, luego de varias investigaciones activadas por la denuncia de abusos sexuales de muchos de los miembros, Raniere fue detenido por las autoridades en México. Raniere fue detenido el pasado domingo y se activó de inmediato el proceso de extradición. Frente a la justicia norteamericana le espera un proceso judicial con la acusación de haber convertido a un grupo de mujeres que confiaban en él en esclavas sexuales.

Como animales de una granja.

Sacar fortuna de la debilidad

Las mujeres que presentaron denuncia formal tenían marcas hechas con fue con sus iniciales y dicen haber sido violadas varias veces. La historia no es nueva. Las páginas de los diarios de sucesos en Estados Unidos están llenos de historias que cuentan de santeros y gurús que juegan con personales débiles, vulnerables y deprimidas, y gracias a estas fragilidades hacen fortuna.

les hacen creer que se sienten mejor cuando en realidad abusan de ellos y los estafan. Las denuncias fueron finalmente presentadas ante un tribunal federal de Nueva York.

Los precios de los seminarios

De acuerdo al documento de la investigación, los participantes de los cursos de formación de Nxivm pagaban hasta 5.000 dólares por cursos de cinco días.

Muchos de ellos se endeudaron y se vieron obligados a trabajar para la empresa del gurú para poder pagar las cuotas. La sede principal estaba ubicada en Albany, en el estado de Nueva York, pero con el pasar del tiempo abrió otras sucursales en varias ciudades de Estados Unidos, México, Canadá y América central.

Las esclavas sexuales

Además de la estafa, Raniere es acusado de haber influido en un circulo de alrededor 20 mujeres con las cuales mantenía relaciones sexuales. Asimismo, en el año 2015, fundó él mismo otra organización llamada “Dos”, que convertía estas mujeres en esclavas sexuales. Ellas estaban obligadas a tener sexo con el maestro cuando este lo pedía. Para poder mantener el control sobre dichas mujeres, se les pedía que entregaran fotografías, documentos o cualquier tipo de material que funcionaría como ganancia en el que caso de que ellas decidieran dejar “Dos”.

La amenaza de hacerlo publico siempre funcionaba. En la ceremonia de iniciación, a las mujeres se les escribía con fuego las iniciales de Raniere en la piel. Las autoridades judiciales tienen videos en los que se registra el macabro ritual.

El reportaje del New York Times

Después de la fuga de varios miembros de la secta y la publicación de un artículo en el diario norteamericano The New York Times en el mes de octubre del año pasado, el gurú escapó en México, donde se intentó esconder de la justicia. De acuerdo al reportaje, más de 16.000 personas participaron en los “cursos” de la organización de Raniere.

Sin embargo, las autoridades dieron con él en una casa de lujo en la zona de Puerto Vallarta.

Raniere es acusado de tráfico sexual, conspiración criminal y amenaza. Si llega a ser condenado, podría tener una sentencia que va desde los 15 años de cárcel hasta la cadena perpetua.

Sin embargo, no se excluye que algunos tentáculos de la organización sigan operativos aun con la mente de la secta detrás de las rejas.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!