El Grupo de Lima expresó su preocupación y rechazo ante una posible intención de intervención militar en Venezuela. Once de las 14 naciones que conforman el citado grupo, este sábado se expresaron a través de un comunicado en respuesta al planteamiento emitido por Luis Almagro, actual Secretario General de la Organización de Estado Americanos.

Los firmantes

Según el comunicado conjunto suscrito por México, Guatemala, Honduras, Costa Rica, Panamá, Santa Lucía, Brasil, Perú, Chile, Paraguay y Argentina, el grupo se encuentra preocupado y rechaza cualquier declaración o curso de acción que sugiera una intervención militar en Venezuela. Colombia, a pesar de ser uno de los países miembros, no suscribió el comunicado de este grupo creado en el 2017 y cuyo objetivo es contribuir en darle solución a la crisis venezolana.

La misiva del Grupo de Lima viene a dar respuesta al planteamiento expresado recientemente por Luis Almagro.

Durante la conferencia de prensa ofrecida en la ciudad de Cúcuta, Colombia, el pasado día viernes, Almagro, señaló que no se debía “descartar ninguna opción”. Dijo esto, luego de ser consultado sobre una posible intervención militar para derrocar a Nicolás Maduro.

Reacciones desde el gobierno de Venezuela

El mandatario venezolano, Nicolás Maduro Moros, aseguró que denunciará a Almagro, ante la Organización de Naciones Unidas y otras instancias internacionales por promover una acción armada en contra de su gobierno.

Por su parte, Delcy Rodriguez, vicepresidente de Venezuela, a través de su cuenta en la red social Twitter, dijo que la idea de Almagro es “revivir los peores expedientes” de las injerencias imperialistas y militares en Latinoamérica. La oficialista dijo que la estabilidad en esa nación sudamericana se encuentra “seriamente amenazada”. Acuso de “demencial” y usurpador el accionar de Almagro como secretario general de la OEA.

Los argumentos de Almagro

Almagro argumentó su posición en las continuas violaciones a los DD.HH. y a los múltiples crímenes de lesa humanidad atribuidos al régimen de Nicolás Maduro. Según Almagro la opción de una intervención militar recientemente considerada por Donald Trump, presidente de los EE.UU., sigue abierta como una posible salida a la crisis que vive Venezuela.

Si bien este domingo, Almagro aclaró a través de sus redes sociales que “no es cierto que haya solicitado una intervención militar en contra de Venezuela, reiteró que todas las opciones deben seguir sobre la mesa.

Vídeos destacados del día

Esto con la intención de mantener presión sobre Nicolás Maduro y su régimen,

Recordó la grave situación migratoria que vive la región debido a la diáspora venezolana, producto de la crisis económica, también resaltó los evidentes nexos del régimen de Maduro con el narcotráfico y los altísimos niveles de corrupción que vive ese país.

Almagro reafirmó en la necesidad de agotar el camino de las acciones diplomáticas, no obstante, enfatizó que no se debe descartar ninguna opción.