Luego de realizar una investigación, la policía canadiense liberó a 43 trabajadores mexicanos, que vivían en condiciones de esclavitud en Ontario y eran obligados a trabajar en limpieza de hoteles en Collingwood, Cornwall, Innisfil y Oro- Medonte. Los mexicanos fueron contratados por una red de traficantes, quienes los explotaban y les pagaban solo 50 dólares mensuales.

La Policía de Canadá dijo que esta red de traficantes contrataba a los trabajadores mexicanos vía Internet y les hacía pagar una elevada suma de dinero para llevárselos a vivir a Canadá, con la promesa de ofrecerles un empleo estable, vivienda, entre otros beneficios laborales, que nunca cumplieron.

Anuncios

La red de traficantes les ofrecía a los trabajadores que al llegar a Canadá podían estudiar, obtener visas legales de trabajo y el estatus de residencia permanente, lo cual también era un engaño.

La policía explicó que una vez que los trabajadores llegaban a Canadá, los alojaban en pequeñas habitaciones con pésimas condiciones de salubridad, situadas en diferentes regiones del este y el centro de la provincia canadiense de Ontario y eran forzados a trabajar como limpiadores de hoteles.

Al respecto, Rick Barnum, subdirector policial de Ontario, explicó que las víctimas fueron estafadas y pagaron a los traficantes sumas de dinero elevadas, para poder abandonar México.

“Los traficantes les cobraban mensualmente a los trabajadores por el alojamiento, la comida y el transporte; además controlaban sus salarios y solo les entregaban 50 dólares al mes”.

Trata de personas en Canadá

Este delito se conoce con el nombre de trata de personas, el cual consiste en la captación, transporte, acogida y recibimiento de gente utilizando amenazas, violencia, rapto, abuso de poder y engaño para explotarlas. El comercio ilegal de personas propicia la explotación laboral contra la voluntad y bienestar del ser humano.

Anuncios

A la trata de personas se le denomina actualmente esclavitud del siglo XXI, porque viola los derechos humanos de las víctimas y atenta contra la libertad.

La Policía de Ontario comenzó las investigaciones en torno a este caso en el año 2015, luego de recibir denuncias sobre la operación de una red criminal, que explotaba a trabajadores provenientes de México.

Los 43 mexicanos fueron rescatados en Barrie, una ciudad ubicada al sur este de la provincia de Ontario. En este procedimiento participaron, al menos, 200 agentes de la Agencia de Servicios Fronterizos de Canadá y de la Policía de Barrie; mientras aún no se han podido detener a los traficantes de personas, por no contar con evidencias suficientes, aunque podrían levantarse cargos criminales en los próximos días.

Los traficantes tenían una agencia de empleo de limpieza, que operaba en Ontario.