El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos, ICE, detuvo a 75 inmigrantes indocumentados, tras la realización de operativos de seguridad en la región norte de los estados de Oklahoma y Texas, debido a la violación de las leyes migratorias, mientras la mayoría de los detenidos proviene de Hispanoamérica.

Un comunicado emitido por ICE reveló que oficiales federales realizaron operaciones de seguridad y encabezaron una movilización para capturar a, al menos, 75 migrantes indocumentados, quienes eran criminales, además de violadores de las leyes migratorias de EEUU.

Esta situación contribuía a agravar el difícil problema que enfrenta esta nación norteamericana actualmente, en materia de inmigración.

Los operativos para la detención de inmigrantes ilegales se realizaron en 128 contados de los estados de Oklahoma y Texas; con la finalidad de ofrecer más seguridad a los ciudadanos y residentes, en vista de los antecedentes policiales de muchas de estas personas.

Los inmigrantes arrestrados tenían cargos judiciales en EEUU

Marc Moore, Director de la Oficina de Campo en Dallas del ICE, informó que 49 personas detenidas tienen cargos judiciales pendientes y otros convicción criminal; además 26 migrantes tenían registrados reingresos, órdenes finales sin reportar o casos criminales pendientes en otras regiones.

Adicionalmente, uno de los inmigrantes indocumentados detenidos es un ofensor sexual.

Moore agregó que al realizar estos operativos, los oficiales del ICE conocen los objetivos y, por este motivo, dirigen sus acciones hacia la captura de individuos con características específicas. Las acciones realizadas recientemente en estos estados norteamericanos son el resultado de las políticas migratorias que se desarrollan en varios territorios estadounidenses para establecer mejores controles sobre la inmigración de indocumentados, la cual se ha desbordado durante este año.

La mayoría de los migrantes detenidos son mexicanos

De los 75 migrantes ilegales detenidos, 58 provienen de México; 6 de Guatemala; 6 de Honduras; 2 de El Salvador; 1 de Kenya; 1 de Ecuador y 1 procede de Vietnam. Varios cargos judiciales afronta este nuevo grupo de detenidos, entre ellos: robo de identidad, agresión, ingreso legal y posesión de drogas; lo cual deberá ser investigado por las autoridades policiales.

Estas nuevas detenciones realizadas en el norte de Oklahoma y Texas se efectuaron en medio del reciente anuncio de Trump sobre una gran redada, que se iniciaría el pasado domingo en 10 ciudades, la cual fue suspendida por el mandatario, en espera de un mayor acuerdo de parte del Congreso.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más