Andrés Guardado, de 18 años, recibió cinco disparos en la espalda por un ayudante del sheriff del condado de Los Ángeles el mes pasado, según los resultados de una autopsia independiente publicada por su familia el miércoles después de que el condado suspendió la publicación del informe oficial del médico forense.

Los padres de Guardado, Elisa y Cristóbal, dijeron que los hallazgos preliminares confirmaron "lo que hemos sabido todo el tiempo, que Andrés fue asesinado injustificadamente por un ayudante del alguacil"

"Nuestro hijo no merecía morir de esta manera", dijeron en un comunicado. "Andrés era un buen chico, era nuestro hijo y tenía mucha vida por delante".

La familia Guardado contrató un forense externo

Los Guardados contrataron al patólogo forense y neuropatólogo Dr. Bennet I. Omalu para realizar una autopsia después de que el departamento del alguacil suspendió el caso hace dos semanas. La suspensión se produjo días después de que el capitán Kent Wegener, jefe de la oficina de homicidios, dijera en una conferencia de prensa que se divulgaría el informe de la autopsia del médico forense del condado.

El sheriff Alex Villanueva dijo en una conferencia de prensa que la práctica de "mantener hechos" tiene como objetivo evitar que la investigación "se contamine". El comandante Chris Marks agregó que la "retención de seguridad" probablemente permanecerá en su lugar hasta que se concluyan todas las entrevistas relacionadas con la investigación de homicidio.

Los abogados de la familia Guardado han dicho que el hecho de que los funcionarios no hayan explicado exactamente qué provocó el tiroteo ha hecho que el proceso de duelo de la familia sea mucho más difícil.

"Han pasado 20 días desde que Andrés fue asesinado trágicamente por un ayudante del alguacil del condado de Los Ángeles", dijo el abogado Nicholas Yoka .

"Una vez más estamos implorando al Departamento del Sheriff que dé un paso adelante, publique el informe de la autopsia del médico forense y haga lo correcto por esta familia".

Andrés trabajaba como guardia de seguridad

Andrés trabajaba como guardia de seguridad en un taller de carrocería en Gardena, uno de los dos trabajos que tenía mientras estudiaba en el Colegio Técnico de Comercio de Los Ángeles.

Dos agentes del sheriff lo vieron hablando con alguien en un automóvil cuando los miró, sacó una pistola y comenzó a huir, dijo Wegener en la conferencia de prensa en junio.

Después de perseguir a Andrés en un callejón en la parte trasera de un edificio, uno de los agentes disparó a Guardado varias veces. Fue declarado muerto en el lugar. Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley no han dicho qué provocó el tiroteo.

Las autoridades no han revelado los nombres de los agentes involucrados, pero los abogados de los oficiales los han identificado como Miguel Vega, quien abrió fuego, y Chris Hernández, que no disparó.

Marks dijo que el oficial que no disparó fue entrevistado por los investigadores y que el oficial que abrió fuego será entrevistado esta semana próxima.

Marks dijo que ambos policías todavía están empleados, pero él no sabe dónde están asignados actualmente.

Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!