Firmado en 1998, el Tratado de Libre Comercio entre los países de América del Norte (North American Free Trade Agreement, en inglés) es un acuerdo económico y comercial al que llegaron los gobiernos de Canadá, Estados Unidos y México. La característica principal del tratado es la creación de una zona de libre intercambio de bienes y servicios entre los tres países.

Así, sin tener que pagar impuestos específicos o cumplir con largos trámites burocráticos, las economías de estos países podrían aprovechar de numerosas ventajas, a favor de las empresas y del crecimiento económico. Inicialmente se llamaba Tratado de Libre Comercio de Canada y Estados Unidos.

Solamente en el 1990 México entró a formar parte del Tratado.

Ahora el acuerdo se ve amenazado porque el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, ha dicho que quiere revisar los términos, ya que las empresas estadounidenses - según él – se han visto dañadas por el uso que hace México del acuerdo. Las desventajas negativas podrán crear una baja en la economia de estas naciones.