Publicidad
Publicidad

Las decisiones de gobierno más increíbles, solo suceden en este país.

Luis Videgaray quien fuera antiguo Secretario de Hacienda, quien llevó al desastre la economía estable que poseía este país y quien fuera duramente criticado por haber invitado a los Pinos al entonces candidato republicano a la presidencia de los Estados Unidos Donald Trump y que por ello le costara su cargo, regresa hoy como el salvador de México.

Videgaray tiene a su cargo negociar con Estados Unidos la política internacional del país y poner en alto el nombre de México ante el mundo.

Sin embargo y el desastre de tal designación es debido al comentario que realizó al momento de su designación como nuevo Secretario de Relaciones Exteriores: “Yo no conozco la Secretaría de Relaciones Exteriores, no soy un diplomático. Se los digo de corazón: vengo a aprender”

Más que demostrar humildad por su ignorancia, más bien es vergonzoso que se designe en puestos tan importantes a personas sin conocimientos diplomáticos

Esperemos que como en cualquier trabajo, su salario vaya acorde a su experiencia laboral.

Publicidad