Aunque no es algo nuevo o que nos sorprenda, el ver como existen tantos ladrones en nuestro lastimado #México, es algo que lastima, hiere y quebranta a nuestra nación.

Estos ladrones no solo son los raterillos del camión, del metro, el que te roba el celular, el que le da el cristalazo a tu vehículo o simplemente el que pensó en aprovechar la situación, conocedor de que en este país, no existe castigo ejemplar para sus fechorías.

#México esta infectado de rateros de todo tipo, aún de los llamados de "cuello blanco" esos políticos, banqueros y empresarios corruptos que para colmo de males, les tenemos que hablar de usted y servirles cual si fuesen los monarcas mas limpios, honestos y decentes del mundo.

Anuncios
Anuncios

En este selecto grupo de personajes celebres del engaño y la transa, hoy se le da la bienvenida al ex-director del periódico La Prensa, Mauricio Ortega, quién tuvo a bien nada más y nada menos que "llevarse prestado" el jersey con el que Tom Brady, quarterback de los Patriotas de Nueva Inglaterra, ganara el pasado Súper Bowl a los Halcones de Atlanta.

El robo -ya de por si reprobable- no solo es la sustracción de la prenda, sino es un acto que ofende y lastima a toda el pueblo #mexicano.

El hecho de que esta persona haya actuado de esa manera, pone en el ojo del huracán a todo #mexicano que viaje a cualquier país extranjero o trabaje honradamente en eventos internacionales.

Anuncios

Aunque pueda parecer un suceso mínimo, la realidad es que este acto de robo alerta y ayuda al señor Donald Trump con su discurso anti-mexicano, agresivo y ofensivo hacia nuestra gente.

Trump, nos ha llamado a todos los #mexicanos -desde que era candidato a la presidencia- ladrones, violadores y narcotraficantes.

Sin embargo y afortunadamente no todos los #mexicanos somos ladrones.

Existen todavía personas honestas, honradas, libres y de buenas costumbres que no harían un acto así ni aunque se les presentara la oportunidad en ese momento.

Desafortunadamente también existen muchos #mexicanos que siguen actuando de esa forma; el clásico que te quiere transar al venderte un auto usado o un equipo, el revendedor que trabaja bajo el amparo de las autoridades, el que se cuelga de la luz con un diablito, el taxista que da vueltas y se va despacito para cobrarte más, el que pide dinero para hacerte un favor o un trámite de Gobierno, el servidor publico de todos los niveles que pide su famoso “moche” para otorgarte una licitación y así nos podemos seguir de frente todo el día y la noche dando mil ejemplos.

¿Porqué estos #mexicanos no pueden ser honestos?

Desde que un famoso político dijo “El que no transa no avanza”, muchos de estos #mexicanos tomaron esa frase como filosofía de vida.

Estos especímenes deshonestos, van por la vida quitándole a los demás lo que tanto trabajo cuesta conseguir y que en muchas ocasiones, es el único sustento que puede tener una familia.

¿En donde quedaron los valores como el respeto, la honestidad, ética, honradez y tantos otros buenos ejemplos que nos enseñaron nuestros padres y abuelos?

Anuncios

Todo eso se ha perdido en el pasado, sin embargo lo más triste, ofensivo y vergonzoso es que el mundo entero nos llame rateros a todos los #mexicanos por igual, tan solo por la fama que nos han hecho el favor de crear, estos verdaderos ladrones.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más