Esta es la segunda entrega de "Entender el conflicto en Siria" en la que hablaremos de cómo afecta la intervención de las grandes potencias mundiales en el conflicto y del impacto que esta catástrofe ha dejado en los ciudadanos sirios.

Los gigantes en Siria

El hecho de que países tan poderosos como Rusia y Estados Unidos hayan tomando la decisión de intervenir en lo que en su inicio fue una guerra civil en Siria, solo ha provocado que este conflicto no sea capaz de vislumbrar su conclusión y que cientos de sirios hayan perdido la vida.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Gobierno

Si bien Estados Unidos lleva años involucrado con la guerra en Siria, mostrando su apoyo a los rebeldes en contra del régimen de Al Asad en un primer momento, cuando decide que es momento de atacar a ISIS, el conflicto se potencia y crece desmedidamente, ya que es solo él y no sus aliados quienes toman esta acción.

Rusia asegura que está en territorio sirio también para atacar a ISIS, pero en realidad interviene para apoyar a Al Asad en contra de los rebeldes.

Trump en la Casa Blanca y los sirios en ruinas

Al llegar Donald Trump al poder, asegura no tener interés alguno en continuar financiando una guerra que no les pertenece, esto da la oportunidad a Al Asad de recuperar la ciudad en sitio de Alepo, pero unos meses después Trump cambia de opinión, tacha como "reprobable" el uso de armas químicas y envía misiles para derrocar al régimen.

Por primera vez, vemos a Estados Unidos realmente involucrado en la guerra y ya no solo enviando equipo de la CIA para entrenar a los rebeldes, y es entonces cuando todos comienzan a preguntarse si este es el comienzo de una tercera guerra mundial. Sin embargo, en los últimos días hemos visto no solo a Estados Unidos, sino también a Rusia, deslindándose de los ataques. [VIDEO]

Hambre, sed y éxodos

La guerra en Siria ha dejado a sus pobladores en una devastación caótica.

70% de ellos no tiene acceso a agua potable, 1 de cada 3 no es capaz de satisfacer sus necesidad alimentarias básicas, 1 de cada 5 personas vive en la pobreza y más de 2 millones de niños no asisten a las escuelas.

A lo anterior, sumamos el hecho de que el 10% de los sirios, en su mayoría mujeres y niños, han migrado buscando refugio en países como Jordania, Líbano, Turquía y algunos países europeos, pero estos argumentan no tener la capacidad para recibirlos y proporcionarles seguridad. Mientras tanto, los ataques en Siria calientan las discusiones de las potencias internacionales, tal es el caso, por ejemplo, de Trump y el régimen norcoreano.