Sigue la crisis política en http://Brasil. Todavía los brasileños no se han recuperado de la inestabilidad e incertidumbre del impeachment en contra de la ex presidente Dilma Rousseff, y ya van a tener que enfrentar otra destitución. Siempre por culpa de la corrupción en la que está hundido el sistema político del país sudamericano. Según Juan Carlos Gozzer, director general de la agencia de asesoría Llorente&Cuenca Brasil, “el impeachment es un mecanismo político con el cual se pondrá a prueba, en los próximos días, la capacidad del presidente Michel Temer de mantener una base de gobierno para seguir adelante en el cargo.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Gobierno

Sin esto, es muy probable que tendrá que renunciar a la presidencia antes de que se lleve a cabo el proceso”.

Temer logró evitar la renuncia en masa de todos sus ministros investigados por corrupción.

Sólo el ministro de la Cultura, Roberto Freire, presentó la renuncia. A pesar de todo, el presidente sigue contando con el apoyo del Partito Popular Socialista, que es su principal aliado en la coalición de gobierno, y la ayuda del Partido de la Social democracia de Brasil. “Temer ha logrado resistir al primer golpe del escándalo – explica Gozzer -, per la incertidumbre se mantiene en el ambiente político. El gobierno sigue teniendo aliento, pero le esperan días muy difíciles”.