Después de dos día de intensa actividad diplomática en la ciudad de Hamburgo, la canciller Angela Merkel brindó declaraciones en las que aseguraba que entre los acuerdos alcanzados por los líderes reunidos en la G-20 de este año, se encontraban acabar con el proteccionismo, mantener las condiciones del libre comercio y seguir con lo acordado en la Cumbre de París, en relación a las acciones para detener o, al menos, minimizar el impacto de las naciones del Primer Mundo en el cambio climático.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Gobierno

Por otro lado, las manifestaciones a las afueras de la Cumbre dejaron centenares de heridos y un descontento general por lo que se consideran encuentros que no cumplen con lo que dicen prometer.

Mientras los manifestantes impedían el acceso a las instalaciones con diversas protestas o lanzaban objetos contra la policía, los efectivos arremetían con fuerza, usando cañones de agua, contra las personas apostadas a las afueras de la cumbre.

Regímenes totalitarios en Occidente

La tercera arista de este encuentro la protagonizó un sólo líder, el de una de las naciones más poderosas del mundo, Donald Trump. Según fuentes extraoficiales, la opinión general de los mandatarios asistente a la cumbre es que la participación de Trump y su visión inflexible en relación a la política internacional y al cambio climático, deja un halo de incertidumbre para el futuro.

Vídeos destacados del día

En declaraciones ofrecidas por Emmanuel Macron, el recientemente electo presidente de Francia, éste indicó que nunca antes el mundo había estado tan dividido y que temía que los objetivos comunes se vieran amenazados por fuerzas externas. Asimismo, comentó que le preocupaba especialmente el auge de gobiernos totalitarios en todo el mundo, incluyendo en países de Occidente (en una clara referencia a Donald Trump).