El caso de corrupción Odebrecht es uno de los más grandes y complejos de los últimos años en América latina. Todo empezó en Brasil, cuando se dio a conocer la llamada Operación “Lava Jato” (que en portugués quiere decir Lavado de auto). Allí se revelaron una serie de chantajes con la que se pagaban comisiones a través del aumento de precios en proyectos que pagaba la petrolera de Brasil Petrobras contrataba a la constructora Odebrecht. En el mes de marzo del 2014, la policía brasileña detectó algunas irregularidades en unas estaciones de gasolina que servían para lavar dinero… y de allí comenzaron a descubrirse sobornos que llegaron hasta la misma presidencia de Brasil.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Gobierno

Fue en el marco de este caso que el presidente de Brasil, Dilma Rousseff, fue destituido del cargo y el ex presidente Lula Da Silva condenado a prisión. De allí, la justicia americana impuso una multa de 3,5 billones de dólares a Odebrecht, siempre por corrupción.

La empresa Odebrecht habría pagado entre el 2001 y el 2016, más de 788 millones de dólares en sobornos a políticos y empresarios latinoamericanos en 12 países. Los principales países son Brasil (394 millones de dólares), Venezuela (98 millones de dólares), República Dominicana (92 millones) y Panamá (59 millones). Ahora también México figura en la lista: además del ex gobernador de Veracruz Javier Duarte al parecer fue beneficiado el ex director de Pemex, Emilio Lozoya.