Donald Trump sigue indeciso. No sobre si construir o no un Muro en la frontera con México, eso ya está decidido. Las dudas son en relación a la tipología de Muro que se realizará. Hasta ahora seis empresas han presentado ocho modelos, cuatro de ellos en cemento armado y los demás compuestos con otros materiales alternativos. Las pruebas físicas de los prototipos ya comenzaron y se esperan los comentarios del jefe de Estado norteamericano.

Build the Wall” (Construye el Muro)

Se trata del primo paso hacia la construcción del Muro, una promesa electoral de Trump que está a poco tiempo de convertirse en una realidad concreta.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Gobierno

Sus electores están ansiosos de que se lleve a cabo el Muro ya que esperan que estas edificación frene la ola de inmigrantes que llegan al territorio estadounidense. “Build the Wall” (Construye el Muro) es una de las frases que más se escuchan en las intervenciones públicas de Trump.

Los primeros test con prototipos

El anuncio de los primeros test con los prototipos fue anunciado por U.S. Customs and Border Protection (CBP), la agencia de aduanas de Estados Unidos. A principios de diciembre, los representantes de la organización ejecutaron todas las medidas para que las pruebas se pudieran llevar a cabo. En esta primera fase, será necesario poner a prueba los modelos, destruirlos y enterrarlos. Se usarán para ellos varios instrumentos como martillos, objetos hidráulicos y motosierras.

Pérdida de tiempo y de dinero

De acuerdo a las informaciones oficiales, los modelos tendrán entre cinco y ocho metros de altura y una profundidad de casi dos metros. Fueron colocados en la zona de San Diego, al lado de las barreras que ya existen en la frontera. La idea de la construcción del Muro [VIDEO] es de Trump, pero las autoridades norteamericanas ya habían manifestado que era necesario realizar una modernización de las barreras existentes.

Según un reporte de la cadena ABC, la infraestructura que existe hoy en día fue saltada más de 2000 veces en los últimos tres años.

A pesar de los test de prueba, la administración de Trump se está dando cuenta que la construcción de un Muro que cubra toda la frontera entre Estados Unidos y México es casi imposible. Los miembros del Partido Democrático siguen insistiendo que el proyecto no es más que una pérdida de tiempo y de dinero.

Inútil para la guerra en contra del narcotráfico

Lo que sí está comprobado es que el Muro será completamente inútil en la guerra para combatir el narcotráfico. Los traficantes de drogas utilizan métodos bastante inusuales para transportar la mercancía ilegal. Según un reportaje de la Bbc, ultimamente los canales más utilizados son las catapultas, los cañones, las rampas, los drones y los túneles. Un Muro en cemento u otro material no detendrá en absoluto la comercialización [VIDEO] de estupefacientes en la frontera. El analista Francisco Lara-Valencia, investigador de la Universidad Estatal de Arizona, cree que con el Muro pagarán justos por pecadores.

Según él, se trata de una medida mal pensada, ya que la historia ha demostrado que este tipo de divisiones físicas simplemente aumenta el costo de atravesarla. Sin embargo, si la operación lo amerita, esto se sigue haciendo sin problema. Los más famosos carteles de la droga mexicanos tienen ya sus rutas trazadas en Tijuana, Mexicali, Nogales, Ciudad Juárez, Piedras Negras y Nuevo Laredo, entre otras regiones. Las medidas físicas para erradicar el comercio de drogas tienen que ser estudiadas con la base de la cooperación entre las autoridades, y un intercambio de tecnología e información. No basta construir un Muro. Pensar que es así de simple ayuda a un complejo sistema y va en contradicción con la idea de establecer una frontera mucho más segura para todos los ciudadanos.