Con temor de que cientos de funcionarios corruptos vayan a la cárcel, en caso de que AMLO sea el nuevo presidente de México con las elecciones del 2018, diputados del PRI, el partido Verde y PANAL hicieron mayoría en el congreso este jueves 30 de noviembre autorizando la ley de seguridad interior, implica que el ejército ya desplegado en todo el país, liquidará enemigos al particular criterio de Peña Nieto y su Gobierno, no combatirán al crimen organizado, autorizan la mencionada ley para asegurar el fraude electoral, alcanzar la presidencia y cubrir sus cotos de corrupción.

El ejército se encuentra listo, para acciones de exterminio

Durante los sexenios de Calderón y Peña Nieto fueron contratados miles de paramilitares, con licencia para delinquir y matar, distribuidos por todo el país fortalecieron redes del crimen organizado que ya existían y crearon otras, sin embargo algunas redes se independizaron del control gubernamental, ahora el ejército se encuentra en la posición de depurarlas, además de liquidar al enemigo señalado al particular criterio de Peña Nieto y su gobierno.

En México 2030, proyecto de gran visión, compromiso contractual de Peña Nieto y el gobierno de EEUU, existe una instrucción, el narcotráfico no se elimina, se acota, es decir desde el año 2006 que inició la guerra del estado contra el narco, las redes del narcotráfico subordinadas al gobierno mexicano prevalecerán, es evidente que la guerra no es contra el narco, es herramienta de control de masas, para la aplicación forzada de las reformas estructurales, con ello venden los bienes de la nación, desviando grandes cantidades de dinero al bolsillo de funcionarios corruptos.

La ONU y otros organismos se pronuncian en contra de la militarización

Peña Nieto y su gobierno intentan tapar el sol con un dedo, en las costas, playas, selvas y bosques mexicanos ya circulan más de 3 millones de desplazados, despojados de sus tierras peregrinan buscando un nuevo comienzo, por otra parte decenas de localidades se rebelaron y organizaron su auto defensa, la situación puede ser contraproducente, algunos especialistas afirman que Peña Nieto prepara un golpe de estado con apoyo militar, para bloquear la posible elección presidencial de AMLO.

Por el momento, la ONU se pronunció en contra de la ley de seguridad interior, giró instrucciones para que sea anulada de inmediato, la situación es inédita pues un manojo de diputados del PRI, del partido Verde, los rebeldes del PAN y diputados del PANAL, en tan sólo 10 horas por la vía del "fast track" autorizaron la mencionada ley para que el poder militar prevalezca sobre el poder civil, al menos por el último año de gobierno de Peña Nieto, colocaron en bandeja de plata el control de la nación mexicana a los militares, quienes podrían concretar un golpe de estado por su cuenta, si así lo desean.

A pesar de la ley de seguridad interior AMLO será presidente de México

Millones de mexicanos votarán por AMLO en las elecciones del 2018, cualquier fraude electoral puede desencadenar un movimiento civil armado de grandes dimensiones, el resentimiento es incontenible para 15 millones de desempleados y 70 millones de mexicanos viviendo en pobreza, además hay mucho por ganar y poco que perder, durante dos sexenios Calderón y Peña Nieto asesinaron más de 300 mil mexicanos con su guerra, llenaron sus bolsillos con dinero público, ahora buscan borrar sus delitos, por ello confrontan a militares contra civiles, el 2018 trae sorpresas inesperadas en México.

Cualquiera que apoye al PRI y sus aliados se vuelve cómplice y un delincuente traidor a la patria y al pueblo mexicano, si concretan el fraude electoral con el apoyo del INE, el exterminio y la gestión de cuerpos de millones de mexicanos será una brutal realidad. [VIDEO] Por el momento, los militares podrán invadir tu privacidad, allanar tu casa o tu negocio, levantarte y desaparecerte, si deciden considerarte su enemigo, no rinden cuentas de sus actos.

Peña Nieto y sus aliados buscaron la alternativa de que votes por ellos por miedo y la encontraron, por otro lado si te abstienes de votar, por ley es un voto más para el PRI.