Jorge Roberto Avilés Vazquez, mejor conocido como ‘Callo de Hacha’ es un Youtuber que ha ganado popularidad en los últimos años en México gracias a sus incendiarios comentarios sobre la clase política mexicana. Situación que lo llevó hasta el dia de ayer viernes 12 de Enero a ocupar un espacio radial a nivel nacional en horario estelar en #RadioFormula.

Escalando de a poco

El fenómeno que se gestara en la plataforma de YouTube escaló niveles insospechados, pasando de un video blog con opiniones sobre las noticias más relevantes en México a un espacio de una hora a lado de Maria Jose Cardenas, y llegando incluso a ocupar el espacio que por muchos años tuviera el irreverente ‘Panda Show’ en radio.

Por desgracia para el mazatleco, lo mismo que lo llevó a la cima de su carrera, fue justamente lo mismo que lo derribo, víctima de una sociedad conservadoramente intolerante y racista.

En contra del populismo

La popularidad (negativa en mayor parte) de ‘Callo’ se incrementó cuando el contenido de su programa o espacios en redes sociales se inclinaron con notoriedad a criticar las formas del eterno candidato del populísmo nacional Andres Manuel Lopez Obrador, [VIDEO] siendo el primero objeto de los ataques de un sector de la población denominada como ‘Chairos’, término de reciente creación en nuestro país.

La comunidad ‘Chaira’ de este país, como se les ha catalogado a ese tipo de espectadores, son aquellos con una notable tendencia que en apariencia es de izquierda, pero que en realidad es más inclinada al populísmo inconsciente y sostenido por la ignorancia o la pseudocultura.

Xenofobia asquerosa

Sí nos damos una vuelta por los espacios que el comunicador conserva, podemos notar los cientos de ataques al candidato de Morena. Con un corte y lenguaje distinto, el programa es de un estilo más ligero y próximo a un público joven, #Millennials, como se ha denominado a este sector.

El programa radial que el autodenominado ‘Indio’ ostentara, terminó este viernes y con él la libertad de expresión perdió en nuestro país. Podemos estar de acuerdo o no con lo que el personaje de Roberto diga en su espacio, pero lo único peor que lo diga , es que no lo diga, o que su voz, sea cual sea la razón, se deje de escuchar.

Y que un pueblo necesitado de voces libres se alegre por ello, es insultante.

Además de esto, hay que darse una vuelta por la redes sociales del hoy desempleado hombre, para evidenciar otro problema de igual o mayor importancia: la xenofobia en nuestro país; los insultos vertidos contra su persona por su color de piel, “inclinaciones sexuales” y sus opiniones son alarmantes.

Este país retrocede cuando alguien pierde un empleo, cualquiera que sea, por su color de piel o por dar su opinión libremente. El ejemplo de 'Callo de Hacha' es la muestra perfecta de que estamos lejos de alcanzar espacios libres y responsables. no es un secreto que lo que tiro el rating del programa del también comediante, fue en parte su falta de experiencia, pero mayormente las muestras de odio y rechazo por parte de quienes solo lo veían para ofenderlo. Pero como nos creemos justicieros y todos reían del 'Indio', todo estuvo bien hecho, en aparíencia.

Vuelta de tuerca

Por desgracia para todos los opositores de joven intrepido, todo fue una jugarreta, ya que el espacio del moreno comunicador, solo cambiara de nombre y de horario y quizá de la plataforma, como lo acaba de expresar en su pagina oficial de #Facebook y al momento que esta noticia se sube.

De manera magiastral 'Callo de Hacha' ha puesto en tela de juicio la veracidad de muchos medios y la afrenta racial de un pueblo intolerante. La maldita hora es el espacio que se inaugura este próximo lunes.