No existen las condiciones necesarias para que el proceso electoral en #Venezuela sea legítimo y transparente. El llamado Grupo de Lima, formado por representantes de muchos países latinoamericanos, entre los cuales están Argentina, Canadá, Chile, Colombia, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, Santa Lucía, Brasil, Costa Rica y Guayana, rechazó el anuncio del presidente venezolano Nicolás Maduro [VIDEO]. La idea de anticipar las elecciones presidenciales al 30 de abril (estaban previstas para los primeros días de diciembre del 2018) no es un síntoma de buena salud para la democracia, como muchos – superficialmente – lo podrían ver.

Se trata quizás de una estrategia para “limpiar” la imagen internacional del régimen de #Maduro en Venezuela y aliviar las presiones internas provocadas por la inflación, la falta de comida y medicinas. Sin embargo, las elecciones realizadas en forma inmediata y con el actual sistema electrónico de votación, podrían ser una ventaja sólo para el gobierno. “Le pedimos al gobierno que las elecciones [VIDEO] presidenciales en Venezuela sean convocadas en manera adecuada, con un tiempo realista, que permita la participación de todas las fuerzas políticas con las garantías que se necesitan. Las elecciones que no respeten estas condiciones no son legítimas ni creíbles”, declaró el Grupo de Lima. #Elecciones 2018