Las fotos que circulaban en línea mostraban lo que parecía ser un cráter en el centro del sitio de Ain Dara y escombros donde solía haber leones de basalto tallados. El templo Neo-hitita fue construido por los arameos en el primer milenio antes de Cristo.

Las tropas turcas y los rebeldes sirios aliados lanzaron una ofensiva, para expulsar a la milicia kurda de Afrin hace nueve días. El gobierno turco dice que las Unidades de Protección del Pueblo (YPG) es una extensión del proscrito Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), que ha luchado por la autonomía de los kurdos en el sudeste de Turquía, durante tres décadas.

El YPG niega cualquier vínculo organizacional directo con el PKK, una afirmación respaldada por los Estados Unidos, que ha proporcionado armas y apoyo aéreo a la milicia y los combatientes árabes aliados, para ayudarlos a combatir contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Siria. El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, un grupo de monitoreo con sede en el Reino Unido, dice que al menos 51 civiles que viven en Afrin han muerto en ataques aéreos y de artillería turcos, desde que comenzó la ofensiva.

Decenas de combatientes YPG y rebeldes también murieron en enfrentamientos, junto con siete soldados turcos, alrededor del 60% del templo de Ain Dara, que está a 10 km (6 millas) al sur de la ciudad de Afrin, fue destruido el viernes, según el Observatorio Sirio.

El departamento de antigüedades de Siria, una agencia del gobierno denunció el ataque

Dijo que "refleja el odio y la barbarie del régimen turco contra la identidad siria y contra el pasado, presente y futuro del pueblo sirio".

El ex jefe de antigüedades Maamoun Abdul Karim dijo a la agencia de noticias AFP que el templo era conocido por sus colosales [VIDEO] leones basálticos "excepcionales". Muchos de los sitios antiguos de Siria han sido dañados o destruidos en combates durante la guerra civil o demolidos por IS por ser "idólatras".

Los sitios incluyen el sitio de Palmyra, Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, donde los militantes de la IS volaron el Templo de Bel, de 2.000 años de antigüedad, el tetrapylon, una plataforma de piedra sostenida por cuatro columnas, y parte de un teatro. Abdulkarim [VIDEO] dijo que la destrucción de Ain Dara fue "el mismo nivel de atrocidad" que se vio en Palmyra y que también estaba preocupado por el destino de varios pueblos antiguos, que están cerca de las líneas de frente en el sur de la región de Afrin. La Unesco, cuya Lista del Patrimonio Mundial los describe como los "Aldeas antiguas del norte de Siria", dice que datan del siglo primero al séptimo después de Cristo y "proporcionan un testimonio notable de la vida rural en la antigüedad tardía y durante el período bizantino".