Un comisionado de Facebook anunció el pasado martes que la red social había terminado de "quitar" información personal de anuncios vinculados al Kremlin publicados en su plataforma para inclinar la balanza en las elecciones de 2016, entorpeciendo los trabajos que adelanta el Congreso para liberarlos al público.

Entorpecido los trabajos que adelanta el Congreso para colocar a la vista del público en general dichos anuncios

El Comité de Inteligencia de la Cámara aún no ha publicado los anuncios, que Facebook dijo que proporcionó a los parlamentarios la semana pasada inmediatamente después de quitar cualquier tipo de información relacionada con la identificación personal que pudiera violar la privacidad de las personas.

Sin embargo líderes del panel de la Cámara no suministraron ningún tipo de detalles el pasado martes en relación a saber cuándo prevén hacer públicos los anuncios, que han estado ofreciendo desde el otoño pasado."Hemos proporcionado todo lo que tenemos para el Congreso y el Consejo Especial", dijo Andy Stone, gerente de comunicaciones de políticas de Facebook.

El secretario especial Robert Mueller lideriza una investigación criminal sobre la obstrucción rusa en las elecciones presidenciales de 2016. De igual manera se está investigando la posible complicidad entre la campaña de Trump y los rusos, que el presidente Trump ha negado reiteradamente, y el posible impedimento de la justicia por parte del presidente.

El Líder Republicano de Texas Mike Conaway, lidera la investigación separada del comité en Rusia

Un vocero del representante Adam Schiff de California, el demócrata de mayor jerarquía del comité, no hizo ningún comentario inmediato, cuando se le preguntó sobre el porqué de la negativa por parte del líder Republicano a responder a los correos electrónicos ni a las llamadas el martes.

Un fragmento de esa averiguación, dice que los comités de inteligencia de la Cámara y el Senado presionaron a las redes sociales Facebook, Twitter y Google [VIDEO] el año pasado para proporcionar información sobre cómo las personas y compañías ligadas al Kremlin utilizaron las plataformas estadounidenses para tratar de influir en las elecciones y propiciar divisiones entre los estadounidenses. A pesar que a sus inicios se burlaron de la idea de que los rusos estaban maniobrando Facebook, funcionarios de la compañía revelaron el año pasado que una granja de trol rusos compró más de 3,000 anuncios a un costo de más de $ 100,000. Pasaron los avisos a los comités del Congreso para su revisión.

Los comités de inteligencia tanto de la Cámara como del Senado llevaron a cabo [VIDEO] una audiencia sobre el tema el pasado 1 de noviembre. Una sección de la Cámara dio a conocer un modelo de los anuncios comprados por los rusos el día de la audiencia y prometió liberar a los 3.000 después ofrecer al público una imagen más completa de la interferencia electoral.

El lanzamiento completo podría darle al público una mejor idea de si el plan ruso solo estaba tratando de sembrar división o si estaba destinado a debilitar la campaña de Hillary Clinton o fortalecer la de Trump.