¿Es neta?

Si usted piensa que le estamos planteando una mala jugada o una broma del Día de los Santos Inocentes, déjeme decirle que no es así.

Aunque usted no lo crea como dijera Ripley, el diputado del PRI, Alejandro Domínguez Domínguez, está proponiendo reformar el artículo 22 de la tan castigada y violada Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, para castigar con prisión de por vida a todo aquel funcionario que se encuentre involucrado en un delito de corrupción, abuso de autoridad, cohecho, peculado o enriquecimiento ilícito.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Gobierno

El diputado en cuestión dice que no todos los políticos como él, son rateros o corruptos y que por ello desea castigos más severos para quien realice este tipo de actividades.

Aunque sabemos y no podemos juzgar a todos por igual, desafortunadamente algunos miembros de primer nivel de ese partido, tanto actuales como de la vieja guardia, se han visto envueltos en redes de corrupción ofensivas para el pueblo de México.

Sus actos han sido tan vergonzosos, que lastiman a la ciudadanía quienes simplemente ven como entre ellos mismos se cuidan las espaldas para no tener ninguna consecuencia ante sus actos de robo y saqueo.

¿Les creeremos o mejor nos reiremos?