Después de más de medio siglo de tensiones entre Estados Unidos y Corea del Norte, parece que ambos países y sus correspndientes líderes mantendrán un encuentro el próximo mes de mayo en el que tratarán varios temas de seguridad mundial. Un acuerdo que viene precedido después de que Donald Trump anunciase la semana pasada una subida arancelaria en algunos materiales, algo que la población no aceptó muy bien, y que la opinión pública afirma que se ha anunciado la reunión para paliar el descontento por esta nueva medida.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Gobierno

Los desencuentros entre Trump y el líder norcoreano han estado presentes en los últimos tiempos. El ejemplo más destacable se produjo en la red social Twitter cuando ambos políticos se enzarzaron en una discusión que terminó derivando en analizar qué país poseía un mayor poder en cuanto a armamento nuclear.

Reunión en el mes de mayo

A pesar de que las dudas se dejaban caer en torno al posible rechazo de Donald Trump a la invitación del líder de Corea del Norte, finalmente, el presidente de Estados Unidos quiso aceptar y liderar el que será el primer encuentro entre los principales responsables de ambos territorios. Así informó un delegado de Seguridad de Corea del Sur, después de que, sorprendentemente, Trump aceptara la invitación de Kim Jong-un, ya que fue el dictador quien dio el primer paso. Trump se reunirá con él el próximo mes de mayo, aunque todavía no se conoce la fecha ni el lugar exactos del acto que servirá, según EE.UU., para tratar de desnuclearizar por completo y de forma permanente el conflicto.

Estados Unidos advierte a Corea del Norte

A pesar de que Corea del Norte ha dado el primer paso para llevar a cabo las acciones de paz entre dos naciones que siempre han mantenido una mala relación, es cierto que Estados Unidos fue clara en cuanto al encuentro.

Y es que los norteamericanos, según su vicepresidente, se mantendrán cautos hasta el próximo mes de mayo para abordar finalmente la fecha final. Estados Unidos cree que Norcorea debe dar un paso al frente y desquitarse de todas las acciones que podrían cancelar el acercamiento entre ambos. Mike Pence, quien no había querido pronunciar ninguna declaración después de que Trump confirmara que sí habría una mejora en las relaciones, expresó ayer su opinión sobre la acción de Donald Trump, ya que afirmó que ésta podría servir para echar a un lado, aún más, a Corea del Norte. Según sus palabras, habrá una mesa negociadora sin que los americanos deban ceder bajo ningún concepto a las exigencia del dictador, ya que no serviría de mucho hacerlo. Pence también afirmó que el deseo de abrir una mesa de acuerdo por parte de Kim Jong-un, viene motivada por el trabajo que EE.UU. ha estado realizando durante los últimos años con sus amistades políticas para frenar, de alguna manera, un posible avance de los asiáticos.

Norcorea suspende la nuclearización

Uno de los requisitos de norteamérica para estar presente en la negociación con Kim, era que el mandatario cesara en las pruebas e intentos de nuclearización del país. La suspensión de todas estas acciones son uno de Los principales hechos que han motivado la decisión de Trump de aceptat ver a Kim Jong-un este año 2018. Sin embargo, los dos se reunirán con el trasfondo de todas las sanciones impuestas desde hace meses, por el incumplimiento de las normas nucleares, hasta que los asiáticos comiencen a demostrar de una vez por todas y a través de hechos comprobables que están dejando de lado las peligrosas pruebas de armamento que puede poner en peligro, con total certeza, la seguridad del mundo entero por su peligrosidad.

orea del Norte [VIDEO] Estados Unidos [VIDEO]