El presidente norteamericano Donald Trump ha dicho que creará nuevos impuestos a las importaciones de acero y aluminio. Los aranceles podrían rondar el 10 por ciento para el aluminio y el 25 por ciento para el acero. Las reacciones internacionales, especialmente de los países vecinos, ha sido inmediata.

Sin embargo, Trump dijo que podría considerar la posibilidad de retirar estos impuestos [VIDEO] a los miembros del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Nafta), es decir, México y Canadá, si se llega a un nuevo acuerdo que traiga más ventajas para Estados Unidos.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Gobierno

La excepción de Donald Trump

Trump recordó el lunes que el Estado norteamericano mantiene grandes deudas comerciales con sus vecinos y que el acuerdo del Nafta ha sido bastante perjudicial – a su parecer – para la economía estadounidense.

“Los impuestos sobre el acero y el aluminio podrían ser levantados sólo si se llega a un acuerdo Nafta que se nuevo y justo”, declaró el magnate. Asimismo, dijo que Canadá debe tratar a los agricultores estadounidenses mejor de lo que lo ha hecho porque son muy restrictivos. Que México debe hacer algo para evitar el tráfico de drogas que entra en el territorio norteamericano “porque hay muchas personas que se vuelven adictas y mueren. Los mexicanos no han hecho lo que deben hacer”.

La línea del asesor comercial

Por su parte, Peter Navarro, asesor comercial del gobierno de Trump, declaró a la televisora Cnn ningún país será exonerado de dichos impuestos: “Tengo entendido que si logramos un nuevo acuerdo Nafta gracias a las negociaciones de Robert Lighthizer se podría hacer algo, pero en este momento nadie quedará fuera.

Sin exclusiones, la orden es 25 por ciento en acero, 10 por ciento sobre el aluminio”.

Las reacciones de los países vecinos

México espera una decisión final del presidente Trump [VIDEO] sobre los impuestos a las importaciones de acero y aluminio. Así lo declaró el ministro de la Economía mexicano, Ildefonso Guajardo, dijo al finalizar el séptimo round de negociados del Nafta, el acuerdo de libre comercio entre Estados Unidos, México y Canadá. Por su parte, Chrystia Freeland, ministro de Relaciones exteriores de Canadá, dijo que según su gobierno los nuevos impuestos son inaceptables y que, en caso de que Trump quiera seguir adelante, Ottawa reaccionará como lo debe hacer.

El valor de las divisas

Poco después de que Trump lanzara la amenaza de los nuevos impuestos del 25 por ciento para las importaciones de acero y del 10 por ciento para las importaciones de aluminio, los mercados financieros de los países de América del norte reaccionaron inmediatamente. Las monedas de México y Canadá se vieron afectadas en sus índices diarios.

El peso mexicano cayó de más del 0,30 por ciento, mientras el dólar canadiense perdió el 1,21 por ciento de su valor con respecto a la moneda de Estados Unidos.

Durante el día lunes, la paridad cerró con un valor de 18,86 pesos por cada dólar en las negociaciones financieras. En cuanto a las últimas transacciones del viernes, se registraron apreciaciones de 0,03 por ciento con ganancias de hasta más de cinco centavos. En las operaciones al margen del mercado, la moneda mexicana registró cotizaciones de hasta 18,79 pesos por dólar, frente al cierre anterior de 18,86 pesos. La moneda se devaluó de 0,36 por ciento.

Sin duda alguna, el tweet de Trump tuvo sus efectos negativos en los mercados financieros, ya que subrayó las amplias deudas comerciales que mantiene el Estado norteamericano con sus vecinos de México y Canadá. No resta que esperar para verificar si la amenaza de Trump se volverá una realidad concreta.