El presidente de México “no ha sacado ventaja de las reuniones con Trump, ya sea este personal o para el país, es ilógico seguir pidiendo una reunión para que puedan ser pisoteados”, esto lo dijo la analista de asuntos exteriores y ex agregado de seguridad de la Embajada de México en Washington Brenda Estefan.

La sorpresa para los mexicanos no fue la conversación en donde el presidente Trump se disgustara con su homólogo Peña Nieto, lo que causó la cancelación de la reunión, si no que el presidente de Mexico incluso pensara en ir a Washington, muchos analistas y mexicanos tomaron las redes sociales para rechazar otro posible encuentro entre los dos mandatarios, luego de dos ocasiones donde Trump resultó favorecido.

¿Qué fue lo que influyo en la cancelación de la reunión?

Ninguno culpó al presidente mexicano por suspender su viaje a Washington, pero se abrieron muchas interrogantes por ejemplo si esta reunión habría sido fructífera [VIDEO] incluso si Peña y el ministro de relaciones exteriores, Luis Videgaray, aprendieron algo de los dos encuentros previos con el presidente de los Estados Unidos, en esos encuentros Trump hizo alusión a su ya renombrado muro y que México debe pagar por él, cosa que según el Gobierno mexicano nunca pasará.

Mientras algunos se preguntaban si el gobierno mexicano, aún conserva la esperanza de tratar de hacer entender al presidente estadounidense que las relaciones entre ambos países son buenas, a la vez de engancharse al tratado de libre comercio de América del norte el cual se encuentra en dificultosas negociaciones.

¡Algo misterioso! No se sabe a ciencia cierta las condiciones que se declaraban en la famosa “reunión de mandatarios”

Esta llamada tan descortés sirvió para exaltar las diferencias que existen entre los dos gobiernos, aunque el ministro ha descrito las relaciones como "más cercana a Trump que en administraciones anteriores", esta noticia llega en un tiempo difícil para el Peña, por ejemplo en el día de la bandera de su país los soldados enarbolaron [VIDEO]la bandera volteada boca abajo, esto resultó un hecho extraño en las redes sociales, ya que el país sufre de falta de confianza en sus funcionarios, hechos relacionados con corrupción, y una violencia que ha llegado a obtener cifras records.

También llega en un momento donde el país está esperando las elecciones presidenciales, Peña Nieto se encuentra por debajo en las encuestas mientras que el ex Ministro José Antonio Meade cuenta con una limpia trayectoria, algunos entendidos piensan que este viaje pretendía llamar la atención en el país y por su parte lograr algo en el TLCAN y las relaciones con Estados Unidos.