Las ofensas

En el proceso electoral que estamos viviendo, las ofensas, amenazas y los señalamientos agresivos, se han vuelto el pan de cada día.

Nada tendría de espectacular de no ser por el hecho de que los protagonistas de estos escándalos [VIDEO], son los mismos que pretenden dirigir las riendas del país como candidatos a la presidencia o aquellos que piensan que sus declaraciones todavía son importantes para la vida política de México.

En este mar de groserías a la población, surgió la de Andrés Manuel López Obrador quién ofendió a los estudiantes del ITAM llamándoles #corruptos y acusándolos de ser los causantes de la situación económica del país.

Basto que uno de ellos le contestara para que fuera santificado de todos los demás.

Por otro lado el ex-presidente Vicente Fox [VIDEO], quién se niega a darse cuenta que sus palabras son huecas y sin sentido llamó #“perrada” a los seguidores de AMLO.

Ambos fueron duramente criticados en redes sociales por la gente y principalmente por aquellos que se sentían ofendidos por pertenecer a alguno de los grupos agraviados.

Ni uno ni otro tienen la calidad humana ni moral, para poder ofender de esa manera a las personas que no piensan como ellos.

Está tan desprestigiada la clase política de nuestro país, que este tipo de actores que pretenden llamar la atención mediante sus actos ofensivos y “graciosos”, se destacan por verse más ridículos y mediocres que sus propios ofendidos.