El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ha anunciado recientemente nuevas estrategias con respecto a su plan de construir un muro fronterizo que separe a México del país que él mismo dirige. Parece que, con las nuevas medidas que quiere impulsar Trump [VIDEO] para los próximos meses, los intentos de deportación de los inmigrantes que acuden a Estados Unidos a tratar de alcanzar una vida mejor se verán frustrados por los arrebatos del presidente. Él mismo, según han informado varios medios norteamericanos, ya impulsa a los jueces a llevar a cabo las deportaciones pertinentes de quienes, según él, son ilegales en su país, además de haber anunciado en las últimas horas que vigilará el borde con México [VIDEO] que hasta que se termine de construir el ya famoso muro.

El muro de la discordia entre EE.UU.-México

Donald Trump se ha mostrado siempre muy ansioso por la finalización de la frontera con México. Desde que comenzara su mandato como presidente de los Estados Unidos, una de las primeras medidas que anunció el líder de la Casa Blanca fue la construcción de este bloque. Una decisión que, para muchos, estaba cargada de grandes dosis de racismo, al mismo tiempo que muchos le reprochaban que México cumple un papel fundamental para la economía de EE.UU. Pese a ello, parece que nada parece que pueda frenar al presidente en sus impulsos y ha anunciado que tiene la intención de enviar a su ejército a vigilar los límites del muro alegando como motivos principales el paso de sustancias estupefacientes de forma continua por la frontera, así como inmigrantes irregulares y criminales.

Esta decisión parece estar tomada después de varios desencuentros en las redes sociales, concretamente en Twitter, con los mexicanos afirmando que, hasta que se pueda tener un muro, se vigilará la frontera con miembros de las Fuerzas Armadas, algo que él mismo calificó como un gran avance.

Cada vez menos mexicanos que entran al país vecino

Si bien es cierto que el número de mexicanos que continúa acudiendo a Estados Unidos en busca de un empleo y unas condiciones laborales y sociales mejores, el flujo migratorio ya no es el mismo. Y es que las cifras son claras: ya salen más mexicanos de los que entran en EE.UU. A pesar de estos, las cifras no son suficientes para Trump, quien ya ha asegurado también que su país no posee, ni por asomo, las mejores leyes sobre política fronteriza, motivo por el cual ha decidido enviar vigilancia al famoso lugar. También ha anunciado que espera que esas legislaciones puedan ser revisadas por los expertos y, en caso de que sea necesario, se cambien en favor de los intereses de los americanos.

México responde a las amenazas del norteamericano

Por razones obvias, las instituciones en México esperaban atentas el anuncio que Trump no ha comunicado de forma oficial todavía. Si bien es cierto que corren los rumores sobre la cercanía de la implantación de esta nueva medida, el polémico presidente no ha hecho público ningún anuncio por ninguna vía reglamentaria. Mientras tanto, en México esperan atentos la medida. Como el canciller Luis Videgaray, quien pidió a Trump que clarificase por vía oficial si esta medida iba a llevarse a cabo o no, ya que afectaría claramente a la reputación y a los intereses de su nación. Mientras tanto, varios guardias se encargan de esta labor en la frontera, a pesar de que el presidente de Estados Unidos quiera dramatizar más la situación. Aunque Enrique Peña Nieto ya ha confirmado que no dejará que se pisoteen los intereses y los ciudadanos de su país por los intereses de terceras partes, en este caso del inquilino de la Casa Blanca.