A veces, cuando se cierra una ventana se abre un portón. Mientras el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sigue adelante en su plan de aumentar [VIDEO] las barreras comerciales con sus países vecinos, la Unión Europea ha decidido tumbar los obstáculos que conducen a un fluido intercambio comercial con México. La firma de este acuerdo se llevó a cabo luego de varias negociaciones políticas entre el gobierno de Enrique Peña Nieto y la Unión Europea. El presidente de la Comisión europea, Jean-Claude Juncker, confirmó que con este acuerdo “México se una a Canadá, Japón y Singapur en la lista de países que están dispuestos a trabajar junto a la Unión Europea por un comercio más justo y abierto a nivel internacional”.

Gracias a este acuerdo, varias marcas europeas ahora estarán protegidas en contra de imitaciones y tráfico ilegal, además de la reducción de varios impuestos a algunos productos alimentarios en el mercado mexicano.

Nuevos acuerdos y leyes

El acuerdo entre México y la Unión Europea no es una novedad completamente. Más bien es una actualización del que ya se había firmado en el año 2000 que permitirá el intercambio de mercancía, incluidos los productos del sector agrícola, sin impuestos en casi el 99 por ciento. Además de los productores de pasta, se verán beneficiados con este nuevo sistema quienes comercializan con quesos, entre ellos el famoso “gorgonzola”, los productos derivados del cerdo y el chocolate. Además, las negociaciones trajeron como resultado la decisión común de que antes de que se termine el año 2018 se formalice la aprobación por parte del Consejo y del Parlamento de la Unión europea de una serie de reglas sobre la protección del medioambiente impuestas en el Acuerdo de París sobre el clima.

Asimismo, está prevista la aprobación de nuevas leyes para la protección del derecho de autor y la protección de inversiones.

Intercambio comercial multimillonario

El intercambio de bienes y servicios entre Unión europea y México [VIDEO] tiene un valor aproximado de 77.000 millones de euros, mientras las exportaciones de la Unión europea alcanzan los 48.000 millones de euros. Según los últimos reportes de la Comisión europea, el intercambio comercial entre ambos mercados ha aumentado más de 148 por ciento. Y hoy en día México es el segundo partner comercial de la Unión Europea en América latina después de Brasil.

El nuevo acuerdo comercial incluye un capítulo sobre el desarrollo sostenible, que impone niveles altos de trabajo, seguridad y protección del ambiente y de los consumidores; una fase nueva en la producción y comercialización. Además, se trata de abrir un nuevo diálogo con la sociedad civil en todos los sectores de acuerdos, para aumentar las obligaciones de ambas partes sobre los derechos de los Estados europeos en la organización de los servicios públicos.

Por una condición de igualdad

La firma de este acuerdo representa un paso adelante en la aseguración de las empresas para el acceso de concesiones publicas en la Unión Europea y en México. Ahora las empresas estarán en el mismo nivel, con condiciones igualitarias, independientemente del hecho de que las ofertas sean presentados en México o en Europea.

En cuanto al intercambio de servicios en el sector de transporte, comercio electrónico y telecomunicaciones, se están estableciendo las bases para una economía del conocimiento, con un nuevo espacio para el comercio digital. Sobre la protección de las inversiones internacionales, se está creando el marco jurídico para que las autoridades puedan tener acceso a un sistema transparente de información que podrá garantizar que en territorio mexicano y europeo las instituciones tribunales puedan trabajar en manera multilateral, sin arriesgados vacíos de datos.