El nombre del ex presidente Luis Ignacio Lula da Silva sigue siendo el favorito de los titulares en los últimos meses. La pasada noche del sábado 7 de abril Lula estuvo presente en las principales portadas de periódicos, sitios web y revistas. Después de estar preso, se le a dado un poco más de cobertura sobre el caso, ahora para entender cómo será el futuro del ex presidente y el nuevo escenario pintado para la elección presidencial de octubre.

Vea algunas preguntas y respuestas para aclarar el futuro

¿Puede ser elegido de dentro de la cárcel?

En tesis, la Ley de la Ficha Limpia impide que él dispute en los comicios presidenciales.

Según ella, los condenados en segunda instancia no pueden concurrir a cargos públicos electivos. Pero eso no es una medida automática. El PT de hecho puede inscribir su candidatura. La justicia examinará [VIDEO]el caso. En ese tiempo, Lula continuará como candidato, pudiendo incluso ser elegido desde dentro de la cárcel, esto depende de la seriedad de la evaluación judicial.

¿Cómo un preso puede ser elegido presidente?

La situación de Lula dependerá de la velocidad que la justicia electoral dará al caso. Si tomamos como base los juzgamos en primera instancia, será más rápido de lo normal. El más probable de ocurrir es que el Tribunal Superior Electoral (TSE) borre el registro de candidatura, pero eso puede llevar algún tiempo.

Si la tramitación es rápida, ¿cuál es el futuro de Lula?

Si el TSE borra la candidatura de Lula, lo más probable es que el PT lance un segundo nombre para sustituir a Lula.

Es muy improbable imaginar una elección presidencial sin un candidato activo. Dejar la disputa presidencial abierta puede causar una inseguridad muy grande. El país ya está viviendo una crisis institucional, abrir más esa brecha sería irresponsable. Es difícil imaginar que el caso no se haya definido antes de la elección.

¿Pero si la definición se arrastra hasta después de la elección?

En ese escenario, el nombre de Lula estará en las urnas el 7 de octubre, en la primera vuelta, pudiendo ser votado normalmente. En el caso de que el ex presidente alcance la segunda vuelta, lo que es muy probable, ya que lidera todos los escenarios en las encuestas de intención de voto, existen dos posibilidades: si el problema jurídico de Lula se resuelve antes de la segunda vuelta y se le impide participar, el tercer lugar en la disputa se colocará automáticamente en su lugar. Si no se resuelve entre un turno y otro, Lula irá a la disputa.

¿Qué pasa si Lula es elegido?

El Tribunal Superior Electoral tiene la prerrogativa de impugnar la elección de Lula y convocar una nueva votación.

Si todo se arrastra hasta después de la posesión, PT todavía correría el riesgo de tener el mandato destituido. El vice de Lula [VIDEO] sería destituido junto a él, a diferencia del ID. Si ese escenario ocurre, el presidente de la Cámara de Diputados es quien asumiría la Presidencia de la República. Él tendría 90 días para convocar una nueva elección directa.

El presidente de la Unión Europea (UE)

Fernando Haddad, coordinador del programa de gobierno, y la presidenta nacional del PT, senadora Gleisi Hoffmann, se reunirán hasta el próximo lunes (16) para definir qué estrategia adoptará el partido en sus próximos pasos. Antes de ser arrestado, Lula nombró a Gleisi como su portavoz durante su ausencia. Sin embargo, también dijo que quiere dar la palabra final en lo que se decide sobre el partido que ayudó a fundar.

El PT evalúa nombrar a Haddad y Hoffmann como integrantes de la defensa de Lula. Como ambos son abogados, tendría acceso irrestricto al ex presidente de la República, lo que ayudaría a tomar decisiones de forma más rápida. Haddad, hasta entonces, venía siendo el responsable de hacer los acuerdos con partidos.