Escapan de la violencia y dejan atrás familiares, amigos, la propia vida, para buscar un futuro mejor. Son los llamados “clandestinos”, inmigrantes – la mayor parte de países centroamericanos – que ponen en riesgo sus vidas y las de sus hijos para atraviesa la frontera entre Estados Unidos y México y buscar trabajo y nuevas oportunidades.

La obsesión de Donald Trump

Sin embargo, esta realidad no es tomada en cuenta por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Gobierno

El magnate ha declarado la guerra al fenómeno de la inmigración, que sigue en aumento [VIDEO], y está empeñado en construir un Muro que dividirá aún más la frontera. La última medida: crear una ley que detiene a los “baby inmigrantes”, los menores de edad que llegan al País sin la compañía de padres o representantes, y detenerlos en bases militares hasta que se sepa qué hacer con ellos.

La medida aún no está vigente pero se están llevando a cabo los primeros controles para verificar las condiciones de las estructuras militares.

“No son personas, son animales”

En medio de su retórica anti-inmigración, Trump llamó a quienes no tienen documentos en regla “animales”. Culpó al Gobierno de México por no hacer nada para ayudar a Estados Unidos y tratar de parar el flujo de personas que tratan de pasar la frontera. “”Hay quienes llegan a nuestro País – declaró Trump – o tratan de hacerlo, y son personas feas. Es más, no son personas, son animales”. Trump pronunció estás duras palabras en una reunión con funcionarios políticos y autoridades de California. En su discurso dijo que no está de acuerdo con la gestión que lleva a cabo el gobernador del estado democrático, que están convirtiendo la ciudad en un “santuario” de los inmigrantes.

Choque de leyes

El comentario infeliz de Trump llegó justo después de que la autoridad de Fresno, Margaret Mims, se lamentó del hecho de que las leyes del estado de California impiden la comunicación con las autoridades de inmigración federal. Poco antes fue detenido un inmigrante sin papeles del que se sospecha es miembro de la banda MS-13.

“Las leyes de California protegen a los más violentos y salvajes criminales de la tierra, como los miembros de la banda MS-13, dejando a hombres, mujeres y niños inocentes a la merced de estos criminales sádicos”, declaró Trump.

Las acusaciones en contra de Peña Nieto

El presidente ha insistido varias veces sobre el tema para justificar la política de expulsión que quiere llevar adelante. “Cada uno de ustedes – agregó el jefe de Estado – está resistiendo con valentía a las leyes mortales e inconstitucionales de la ciudad santuario de California”.

Hablando de bloquear el curso de la justicia [VIDEO], y en referencia a las investigaciones por el Russiagate, Trump dijo que sería mejor averiguar qué está tramando el alcalde de California.

Sobre México, el presidente acusó el gobierno de Enrique Peña Nieto de no hacer nada “por nosotros, habla y habla pero no hace nada específicamente en la frontera y esto no nos ayuda en la parte comercial”.

Capacidad máxima en San Isidro

Mientras tanto, sigue aumentando la tensión en la frontera México-Estados Unidos. A la altura de San Isidro, más de 200 inmigrantes están exigiendo que sean consideradas las peticiones de asilo político en territorio norteamericano. La estructura ya había superado la capacidad máxima con un grupo de personas que llegaron desde América central después de un viaje de un mes. Las autoridades habían declarado que no recibirían a más nadie, pero este nuevo grupo se mantiene en resistencia. Entre ellos hay numerosos niños y mujeres. Dicen que sus vidas corren peligro en sus países de orígenes.