El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sigue obsesionado con la necesidad de conseguir una solución al fenómeno de la inmigración. La nueva idea para frenar a quienes pretenden ingresar ilegalmente en el territorio norteamericano es detener a los menores de edad que entren sin documentos en las bases militares. De acuerdo a informaciones [VIDEO] publicadas por el diario The Washington Post, los “baby inmigrantes” que sea detenidos en la frontera entre Estados Unidos y México (aunque la medida aplica también a otros confines) serán trasladados a las cuatro bases militares ubicadas en Texas y Arkansas.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Gobierno

Si los menores de edad no están acompañados de sus padres [VIDEO] o representantes, tendrán que permanecer en dichas estructuras.

La medida ideada por Trump prevede el envió de un email al personal del Pentagono y a los funcionarios del Departamento de Salud y Servicios Humanos, quienes tendrán 15 días para agilizar el procedimiento.

En ese tiempo serán verificadas las condiciones de las bases militares para alojar a los menores de edad clandestinos.

El proceso para activar esta normativa aún está en la fase inicial. Sin embargo, ya los controles están siendo llevado a cabo. Y es que el sistema actual de gestión de los inmigrantes ilegales está por colapsar y es urgente la identificación de una alternativa.