Los intereses, como en muchos ámbitos de la vida, son el motor de las relaciones. Especialmente cuando se trata de la política. Mientras el mundo grita “fraude” después de las elecciones presidenciales que se realizaron en Venezuela el pasado 20 de mayo, hay quienes nadan en contra de la corriente mundial [VIDEO] y celebran la victoria – aparente – del presidente Nicolás Maduro.

Entre los “amigos” del régimen socialista se destaca Rusia. El presidente rusa Vladimir Putin envió sus felicitaciones al homólogo venezolano.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Gobierno

“Putin llamó a Maduro para felicitarlo y desearle buena salud. Además le dijo que espera que resuelva con éxito los problemas sociales y económicos a los que se enfrente Venezuela en este momento”, se lee en una nota [VIDEO] difundida por el Kremlin.

Asimismo, el Gobierno de Xi Jinping en China pidió que se respeten los resultados y la decisión del pueblo venezolano (aunque no precisó si de la mayoría que se abstuvo o la minoría que votó). Pekín celebra la victoria de Maduro porque – según se lee en una nota de prensa del ministerio de Relaciones Exteriores – se podrán reforzar las relaciones bilaterales entre ambos países. También Cuba, Nicaragua y Bolivia celebraron la “victoria” de Nicolás Maduro.