Dicen que “no hay plazo que no se cumpla ni deuda que no se pague” y al PRI [VIDEO], la ciudadanía le cobró la factura.

El viejo PRI

La ciudadanía ya estaba cansada de ver los descarados actos de corrupción [VIDEO] que enriquecieron a varios o quizás cientos de funcionarios públicos en todo el país.

Impunidad, secuestros, extorsión, delincuencia, narcotráfico, altos impuestos, poca calidad de vida, falta de oportunidades, poco trabajo, bajos sueldos, sistemas de salud y educación deficientes, son tan solo algunos de los “detallitos” que se le cobraron al PRI en las pasadas elecciones.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Gobierno

A José Antonio Meade, le tocó ser el “chivo expiatorio” del proceso y la imagen de la derrota. Tan solo obtuvo poco más del 16% de la votación, el porcentaje más bajo en toda la historia del partido, perdiendo en todos los estados la elección presidencial.

Tan fuerte fue la caída de Meade que ni siquiera ganó en su casilla de la Delegación Coyoacán de la Ciudad de México. El PRI cayó en su principal bastión de poder, el Estado de México en donde perdió en un promedio de 3 a 1, es decir perdieron en todos los distritos de la entidad.

De igual forma perdió las presidencias municipales que eran “intocables” como Toluca, Atlacomulco, Ecatepec y Metepec. Y así sigue la lista de pérdida de poder del PRI, sin embargo y ante la caída, el único consuelo que les queda a los priistas es que ahora forman parte del partido de Morena, así que no hay mucho que cambiar, tan solo la camiseta.