El consultor político y ex asesor del presidente norteamericano, Donald Trump, fue detenido tras ser acusado de siete cargos, de acuerdo a informaciones emitidas por la oficina del fiscal Robert Mueller, quien dirige las investigaciones en relación al Rusiagate. Entre los cargos imputados a Stone se encuentran obstrucción de un procedimiento oficial, falso testimonio y manipulación de testigos.

El Rusiagate es el caso que investiga el consejo especial, presidido por el fiscal Mueller, en relación a la denuncia sobre supuestos nexos entre Trump y el Gobierno de Vladimir Putin, específicamente durante la última campaña electoral en Estados Unidos, que llevó a Trump a ganar la presidencia.

Stone fue aliado de Trump y le sirvió de asesor durante su campaña electoral, fue investigado por el consejo especial del fiscal Mueller por su conocimiento de los datos que obtuvieron los hackers y que complicaron a los demócratas, especialmente a la candidata Hillary Clinton. El consejo especial presidido por Mueller investiga actualmente el entorno del Presidente Trump y sus supuestos vínculos con el Gobierno Ruso, durante el año 2016.

Stone también fue detenido por sus presuntas acusaciones sobre sus comunicaciones con Julian Assagne, fundador de WikiLeaks, quien al parecer filtró una gran cantidad de correos electrónicos robados del partido Demócrata, con el propósito de afectar a la candidata Clinton e influir de manera negativa en los resultados electorales del 2016.

Supuesto desvío de correos favoreció al partido Republicano

Las acciones de Stone que promovieron su detención están relacionadas con su participación en el proceso de hackear los emails de los partidos Demócrata y Republicano, para posteriormente filtrar a WikiLeaks solamente los correos encontrados en la agrupación de la oponente Clinton, con la finalidad de obtener el triunfo electoral de Trump.

El ex asesor político fue arrestado en su residencia, situada en su casa en la localidad de Fort Lauderdale, en el estado norteamericano de Florida, con la finalidad de comparecer ante un tribunal federal, posteriormente fue liberado bajo fianza y se negó a testificar en contra del primer mandatario de EEUU.

Investigación a Stone no vincula a Trump

Por su parte, la Casa Blanca por medio de su portavoz Sarah Sanders, anunció que los resultados de esta investigación no tienen relación con el presidente Trump, quien en reiteradas ocasiones ha negado su vinculación con agentes rusos.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más