Publicidad
Publicidad

Con la finalidad de acelerar el comienzo de la construcción del muro fronterizo, el Gobierno del presidente Donald Trump anunció que eludirán normas medio ambientales para construir unos 20 kilómetros del muro en la frontera entre San Diego y Tijuana, para evitar el ingreso de inmigrantes ilegales a territorio estadounidense.

La construcción del muro fronterizo se realizará específicamente en un área cercana al Parque Estatal Border Field, próxima a la costa del océano Pacífico. Las políticas migratorias de la administración Trump están enfocadas en la realización de controles estrictos, para detener el arribo de migrantes indocumentados.

Representantes gubernamentales informaron que se emitieron exenciones de normas de tipo medio ambiental, para agilizar la construcción y el reemplazo de un largo tramo del muro, en la frontera con México de la ciudad de San Diego.

Publicidad

Las exenciones fueron emitidas para “garantizar la rápida construcción y el reemplazo de un tramo, el cual tiene una extensión de 20 kilómetros”, de acuerdo a las informaciones emitidas por el Departamento de Seguridad Nacional, DHS. Esta obra se realizará a base de postes metálicos, que serán levantados uno junto al otro, para obtener mayor seguridad en esta área fronteriza del estado de California.

Muchos inmigrantes intentan ingresar a territorio estadounidense por regiones que están prohibidas para el paso de extranjeros, quienes muchas veces no portan documentos de identidad o son personas que tienen antecedentes penales en sus países de origen. Con la construcción del muro fronterizo, quienes desean ingresar a EUA deben hacerlo por los puestos de control policial, para el respectivo registro legal migratorio.

Publicidad
Vídeos destacados del día

Muro fronterizo detendrá migración ilegal hacia EUA

La construcción del muro fronterizo es una de las prioridades del Gobierno del presidente Trump y la ejecución de esta obra es una de sus promesas electorales. Con el objetivo de cumplir su misión en el ámbito fronterizo, el DHS señaló que tiene autorización para decidir estas salvaguardas de las normas ambientales y de cualquier otro tipo.

El Cuerpo de Bomberos del Ejército estará encargado de esta obra, para eludir la necesidad de solicitar recursos económicos al Congreso, institución que se ha negado a financiar la construcción del muro, debido principalmente a la oposición de los legisladores demócratas.