La Comisión Nacional de Derechos Humanos, CNDH, solicitó a las autoridades de México garantizar el acceso al agua, debido al inminente aumento del crecimiento de la población, al desarrollo económico del país y al cambio en los patrones de consumo del agua. La CNDH exigió a los organismos correspondientes la aplicación de acciones estratégicas para facilitar el acceso del vital líquido, especialmente en las comunidades urbanas y rurales más empobrecidas y donde se registre la ausencia del agua.

CNDH solicita ayuda gubernamental para garantizar el servicio de agua

Esta semana México conmemoró el Día Mundial del Agua, oportunidad que fue propicia para que la CNDH alzara su voz para mejorar los problemas de desabastecimiento que existen en algunas comunidades.

Al respecto, representantes de la CNDH recordaron que el derecho humano al agua y saneamiento hidrológico supone el ejercicio de libertades y depende de la participación de organismos gubernamentales, que garanticen un suministro eficiente del preciado líquido.

Estas instituciones deben ser responsables y no realizar cortes arbitrarios, además de ejecutar programas para evitar la contaminación de los recursos hídricos de México.

Por otra parte, voceros de la CNDH recordaron la importancia de un sistema de abastecimiento de agua eficiente, el cual garantice el suministro del servicio en condiciones iguales para toda las comunidades y para que no existan zonas poblacionales con deficiencias en el acceso a este servicio.

Cifras emitidas por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, Inegi, revelan que hasta el año 2016 el 93% de los hogares recibían el servicio de agua, el equivalente a 30 millones 840 mil 62 familias. De este total, solo el 68% contaba con la dotación diaria del servicio, es decir, 22 millones 428 mil 142 familias.

Insuficiencias del servicio de agua en México

Del total de familias que reciben agua en México, se calcula que el 25% la reciben de manera esporádica, mientras que el 7% de los hogares encuestados no recibe el vital líquido por tubería, sino que la consiguen por otros medios.

En una resolución emitida en el año 2010, la Asamblea General de las Naciones Unidas reconoció explícitamente el derecho humano al agua y al saneamiento. La Asamblea reafirmó que “un agua potable limpia, junto a su saneamiento son esenciales para la realización de los derechos humanos”. Adicionalmente, afirmó que “el derecho al agua es indispensable para una vida digna”.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más