La construcción del Tren Maya es evaluada por ejidatarios y ambientalistas, quienes advierten sobre los efectos que podría dejar este proyecto de transporte turístico en las comunidades, específicamente en relación a la tenencia de la tierra, en el área social y en el medio ambiente. Este proyecto ha sido presentado por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, como una de las obras más importantes de su gestión gubernamental.

Investigadores del ambiente afirman que es necesario resolver algunos de sus problemas, derivados de la gestión de los residuos sólidos urbanos, además de la contaminación hídrica; áreas que afectan directamente a todas las comunidades cercanas, por donde se tiene prevista la construcción del Tren Maya, además de otras zonas que, de alguna forma, se verán afectadas por este proyecto.

Sergio Madrid, director del Consejo Civil Mexicano de la Silvicultura Sostenible, señaló que para la construcción del Tren Maya “deberíamos desarrollar un proyecto más participativo, sin prisa por las asignaciones directas a las empresas internacionales y sin atraer a gran cantidad de turistas, sin haber atendido anteriormente los problemas locales ambientales”.

Con estas declaraciones, Madrid revela la importancia de considerar el impacto ambiental, que implica la construcción de Tren Maya, el cual se tiene previsto que se trasladará en cinco estados de la región sureste de México.

Evaluación previa de los efectos ambientales

Madrid resaltó la necesidad de evaluar previamente el esquema de gestión de los residuos sólidos urbanos, además de la contaminación de las aguas; lo cual sin duda implicará directamente en las regiones circundantes al Tren Maya, entre las cuales se encuentran: Tulum, Palenque, Cancún, Calakmul y Chichen Itzá.

Durante la realización del evento “Deba-Tren Maya”, realizado en Bacalar, en el estado de Quintana Roo, Leticia Merino, investigadora de la Universidad Nacional Autónoma de México, UNAM, alertó sobre el grave riesgo que implica el Tren, en relación al despojo de tierras a las comunidades cercanas. Merino explicó que otro tema importante a considerar con el proyecto del Tren Maya es la deforestación, que "ya se viene dando y también se está incrementando". El encuentro sirvió como escenario para el debate de opiniones sobre el futuro de este proyecto.

Impactos negativos en los pueblos indígenas de México

El ejidatario, Pedro Uc, también expresó su opinión en relación al Tren Maya, tras señalar que los pueblos indígenas podrían afectarse severamente y perder los territorios que dedican al manejo forestal, además de la producción de miel orgánica y chile.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más