El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, señaló que está preparado al 100 % para cerrar la frontera sur del país, aunque esta decisión puede generar efectos económicos negativos, lo que revela que el interés de su administración gubernamental por la seguridad fronteriza, la cual es más importante que el comercio con México.

Con estas declaraciones aumenta la fuerte retórica migratoria de parte de Trump, en relación a sus advertencias de cerrar la frontera sur para detener la inmigración ilegal hacia Estados Unidos, en medio de un aumento considerable de las caravanas de migrantes centroamericanos, que este año han transitado hacia los puestos de control fronterizos para solicitar asilo político.

El primer mandatario afirmó que “vamos a tener más seguridad en este país, porque es más importante que el comercio”. “Tendremos una frontera fuerte y si no es así, tendremos una frontera cerrada”, lo cual reafirma su marcado interés en controlar más estrictamente el ingreso de migrantes a esta nación norteamericana.

Durante sus declaraciones en la Casa Blanca, Trump dijo en relación a las consecuencias para la economía por el cierre fronterizo que “esta medida claramente tendrá impactos negativos en la economía, sin embargo, la seguridad es más importante”.

El presidente Trump reconoció las acciones realizadas por el Gobierno Mexicano, en relación a las detenciones de cientos de migrantes provenientes de Honduras, El Salvador y Guatemala, quienes han expresado que decidieron abandonar sus naciones de origen, debido a las difíciles condiciones para la subsistencia; como la ausencia de empleo formal, debilidad de los servicios sanitarios, inseguridad y la ausencia de un sistema educativo eficiente.

Trump solicitó al Congreso cambiar las leyes migratorias

Con el objetivo de agilizar su decisión de cerrar la frontera, Trump solicitó al Congreso actuar de manera rápida para cambiar la legislación migratoria y advirtió que en 45 minutos podría lograr un acuerdo para modificar el actual sistema de asilo y terminar con el mecanismo vigente de reagrupación familiar, el cual ha sido llamado por sus detractores como “una migración en cadena”.

México niega plan para detener a los inmigrantes

Por su parte, Olga Sánchez Cordero, Secretaria de Gobernación de México, dijo que no han sido anunciados arrestos de inmigrantes y descartó los rumores políticos, en relación a la búsqueda de un plan para la detención de los migrantes en territorio mexicano. Mientras tanto, se mantiene la tensión entre ambos países, sobre las próximas medidas que ejecutará la administración de Trump, con respecto a la problemática migratoria.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más