La administración gubernamental de Donald Trump tiene previsto establecer nuevas medidas para controlar el problema migratorio en esta nación norteamericana, en vista del aumento desproporcionado que se ha registrado en las últimas semanas, con la conformación de nuevas y numerosas caravanas de migrantes centroamericanos, que ya están transitando por el territorio mexicano y que tienen como destino arribar a territorio estadounidense.

Entre las nuevas política migratorias se encuentra la eliminación de la lotería de diversidad, que otorga 50 mil visados anuales por sorteo. La Casa Blanca tiene entre sus objetivos reducir la inmigración, a través de la reunificación familiar, la cual representa una gran parte del millón de visas y permisos de residencia, que Estados Unidos concede anualmente.

Con respecto a las visas para trabajadores cualificados, se realizarán algunas reformas en su sistema de aprobación.

Ahora, se otorgarán en función de méritos como la edad, el idioma, el tipo de trabajo y el nivel educativo. El presidente Trump había anunciado, que la aprobación de este tipo de visas aumentaría, sin embargo, es probable que este año se mantenga igual o registre un ligero incremento.

Aumentarán las deportaciones para familias sin documentos

Las nuevas medidas hacen más difíciles para los migrantes instalarse a vivir y trabajar legalmente en Estados Unidos y promueven las deportaciones, en vista de la existencia de numerosas personas y grupos que viven en esta nación norteamericana sin documentos legales, o inclusive portando documentos falsos.

La falta de mano de obra en sectores como la agricultura y la hotelería hace que el Gobierno de EEUU se vea en la obligación de aprobar visados para trabajadores temporales, sin embargo, los procedimientos para el otorgamiento de este tipo de visas también serán cambiados, a pesar de la ausencia de trabajadores calificados.

Política migratoria se hará más estricta

Estas nuevas medidas revelan el interés de EEUU de establecer controles migratorios más estrictos, para detener la inmigración ilegal de ciudadanos procedentes de otras naciones; además de revisar las condiciones legales, bajo las cuales viven las familias de migrantes en territorio estadounidense.

En los casos de encontrarse con fraudes y documentos ilegítimos, el Gobierno de Trump continuará ejecutando deportaciones durante este año 2019.

La conformación de las continuas caravanas de migrantes es otra gran preocupación del Gobierno de Trump y, en este sentido, la Casa Blanca planea castigar a las naciones de donde proceden estos grupos de migrantes, a través de sanciones económicas, especialmente en Centroamérica.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más