El presidente de Estados Unidos, Donald Trump y miembros de su equipo de funcionarios gubernamentales, están analizando una nueva medida para controlar el problema migratorio que enfrenta esta nación norteamericana y, en esta ocasión, corresponde al área de vivienda. Todos los migrantes indocumentados, que se han beneficiado de los subsidios habitacionales que otorga el Gobierno podrían ser desalojados de sus casas, si se comprueba que no cuentan con la correspondiente documentación legal para acceder a este beneficio.

Anuncios
Anuncios

A partir de ahora, la verificación del estatus migratorio de los beneficiarios serán más rigurosa y el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano reforzará la verificación de todos los ciudadanos, que requieran ayuda de vivienda. El objetivo de esta nueva medida es prohibir a los inmigrantes indocumentados el acceso a los subsidios habitacionales, los cuales deben corresponder, con especial prioridad, a las familias estadounidense que lo necesiten y no a los extranjeros.

Trump amenaza de nuevo a los migrantes con desalojo habitacional.
Trump amenaza de nuevo a los migrantes con desalojo habitacional.

Ben Carson, secretario de Vivienda y Desarrollo Urbano de Estados Unidos, explicó que “es necesario que nos aseguremos de que los recursos públicos ayuden especialmente a quienes legalmente tienen derecho”. “Debido a la abrumadora demanda de los programas de vivienda es necesario que nos dediquemos a ayudar a los residentes legales, a aquellas personas que han estado esperando durante muchos años el acceso a viviendas”.

Inmigrantes indocumentados no serán elegibles para los subsidios federales de vivienda

Actualmente, los inmigrantes ilegales no son elegibles para solicitar subsidios económicos en los programas federales de vivienda.

Anuncios

Pero si en un grupo familiar conformado por inmigrantes indocumentados hay un integrante con los papeles en regla y es cabeza de familia si puede acceder a estas ayudas sociales de vivienda. Estas son las leyes que están vigentes, pero la administración Trump tiene entre sus planes cambiarlas, para que solamente sean elegibles familias estadounidenses o residentes legales.

Nueva propuesta jurídica fue enviada al Congreso de EEUU

La propuesta de estos cambios jurídicos ya ha sido enviada al Congrego, según declaró Carson.

Los parlamentarios tendrán, al menos, unos 15 días para revisar el nuevo marco legal, en materia de subsidios habitacionales.

Carson agregó que “en Estados Unidos actualmente hay cientos de miles de personas que han estado esperando durante muchos años en largas listas para recibir ayudas económicas, que le permitan el acceso a una vivienda” Por este motivo, el Gobierno de Trump se enfocará en ayudar solo a quienes residen en territorio estadounidense de manera legal.

Anuncios

Haz clic para leer más y mira el vídeo