El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, se reunió en el Palacio Nacional con integrantes de la Conferencia del Episcopado de México, CEM, quienes aprovecharon la ocasión de plantear sus inquietudes, en relación a la problemática migratoria que se registra a nivel nacional, especialmente a partir de la conformación de caravanas en naciones centroamericanas, desde finales del año 2018.

Rogelio Cabrera, presidente de la CEM, informó que durante la reunión esta institución católica ofreció al Gobierno de México su interés en colaborar, a través del reforzamiento de las labores que se realizan en los 125 refugios, desplegados en todo el territorio nacional, para enfrentar la “emergencia migrante”.

Cabrera detalló que este encuentro es un primer acercamiento con el presidente mexicano, durante el cual no se debatió sobre ninguna petición directa, perteneciente a la agenda católica, porque solo conversaron en relación a los problemas sociales, derivados de la masiva llegada de migrantes a México.

Refugios temporales en México están colapsados por los migrantes

El titular de la CEM agregó, ante los medios de comunicación social, que actualmente todos los albergues temporales para inmigrantes se encuentran totalmente saturados, debido al incremento de la demanda de atenciones y ayuda de parte de esta población de extranjeros.

Por este motivo, Cabrera, quien es además el arzobispo de estado de Monterrey, dijo que “analizan las posibilidades de fundar nuevos albergues, para atender y ayudar a solventar esta realidad nacional, especialmente en las zonas fronterizas”. Señaló que el tema migratorio se está desbordando actualmente y ha llegado a convertirse en una “emergencia inmigrante”.

AMLO dice que la migración se atenderá tratando de evadir presiones de EEUU

El arzobispo explicó que AMLO le dijo que el Gobierno está tratando de no tomar decisiones precipitadas en esta situación, muy confrontada con autoridades gubernamentales de Estados Unidos.

Durante esta reunión entre AMLO y miembros de la iglesia Católica se discutieron temas como la repatriación de muchos inmigrantes, las ayudas por medio de los refugios y la sensibilización en la sociedad, para que la presencia de estos ciudadanos en el país no se crimilalice.

Cabrera agregó que para la iglesia Católica es un deber de tipo humanitario acoger y recibir a los inmigrantes, ofreciéndoles un buen trato.

Los refugios se encuentran colapsados, especialmente por el recibimiento de grandes grupos de mujeres y niños, quienes necesitan atenciones especiales para sobrevivir, ante la gran ola de migrantes que ha arribado a México.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más