El pasado sábado se presentó un acontecimiento muy importante, ya que se celebró el “Acuerdo alcanzado con Estado Unidos que evitará la imposición de aranceles” esto permite que a los productos mexicanos no se les cobren aranceles. También inició una nueva relación entre el presidente López y Trump.

El presidente de México anunció que le avisaba al presidente Trump que para él, todos los compromisos debían ser cumplidos.

En la Ciudad fronteriza de Tijuana el presidente dirigió el “Acto de unidad en defensa de la dignidad de México y en favor de la amistad con el pueblo de Estados Unidos”.

Amistad entre México y EE.UU

Esta nueva relación impulsará muchas cosas positivas para el pueblo mexicano y el presidente López manifestó que él no levantaba un puño cerrado sino su mano abierta y franca, y reiteró la amistad, el diálogo y la colaboración entre estas naciones.

Y que hubo una voluntad muy grande por parte del gobierno de EE.UU por una salida mediante negociación.

Entre lo convenido México debe reforzar la frontera con Guatemala, pero EE.UU debe respetar los DD.HH de los migrantes y un plan de desarrollo para Centroamérica. "Yo soy el Jefe y representante de todo el pueblo mexicano, por lo tanto no voy a permitir que nadie atente en contra de la economía de nuestro país" manifestó el presidente.

Aranceles entre México y Estados Unidos

El presidente Trump amenazó con imponerle aranceles a los productos provenientes de México, esto sería a partir del próximo lunes. Se tomó dicha decisión puesto que el Gobierno estadounidense consideró que el pueblo mexicano no estaba cumpliendo con frenar el flujo migratorio a su territorio.

El acuerdo firmado comprometía a México a desplegar a 6.000 Guardias Nacionales que deben controlar la frontera con Guatemala, este debe dar asilo temporal a todos los migrantes mientras resuelve su solicitud en los EE.UU.

Por lo tanto, López anunció que la próxima semana se iniciará una ayuda humanitaria para las personas en esta situación.

EE.UU se comprometió a reivindicar un plan para el desarrollo económico de Guatemala, Honduras y El Salvador, lo cual ayudará a erradicar la migración forzada. Por otra parte, el líder mexicano le recordó que 43.000 niños migran desde su país natal sólo para llegar a EE.UU.

El canciller mexicano Ebrard, el cual fue el líder de la negociación con Estados Unidos admitió ante los medios que el pueblo mexicano no lo ganó todo, pero anunció que no se deberá pagar ningún arancel a partir del lunes.

De no haber logrado esto, cerca de 900.000 mexicanos iban a perder sus puestos de trabajo.

EE.UU se manifestó por medio del secretario de Relaciones Exteriores y destacó que estaban comprometidos a respetar los DD.HH de los migrantes y apoyar el plan de desarrollo para Centroamérica desarrollado por el presidente de México.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más