El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reiteró el ultimátum a los representantes del Partido Demócrata, tras el anuncio de la ejecución de deportaciones masivas de migrantes a sus naciones de origen y realizó un nuevo llamado a los demócratas a transformar la reglamentación jurídica sobre las solicitudes de asilo.

Trump se sintió optimista con respecto a la respuesta que México le está otorgando a la problemática migratoria, que se ha agravado en los últimos meses y dijo que “la situación en la frontera mejorará” con la ayuda del país azteca.

No es la primera vez que el mandatario estadounidense le solicita a los miembros del Partido Demócrata realizar cambios jurídicos en la ley de solicitudes de asilo para los migrantes, debido a que desde el inicio de su gestión presidencial, en enero del 2017, ha revelado su interés en aplicar durante su Gobierno estrictas medidas oficiales para detener la migración ilegal.

Trump reconoció apoyo de México en la política migratoria estadounidense

Trump declaró que “quiero ofrecer a los demócratas, hasta la última oportunidad de negociar simples cambios en asilo”.

“La frontera sur la arreglaremos junto con la ayuda, que México está ofreciendo en estos momentos”. “Es probable que no ocurra, pero valdrá la pena intentarlo”. En la red social Twitter, el magnate escribió: “¡Dos semanas y se inicia la gran deportación!”.

El viernes de esta semana, el presidente de EEUU informó que, “de acuerdo a solicitudes realizadas por los demócratas, se aplazó por, al menos, dos semanas la masiva deportación de migrantes, específicamente de quienes no asistieron a las audiencias para definir su situación legal”.

La suspensión de esta medida se realizó para que los demócratas y los republicanos trabajen en función de mejorar la ley de asilo para los inmigrantes.

Redada masiva de migrantes en Miami, Nueva York, Houston y Chicago no cuenta con total respaldo gubernamental

Para el domingo de esta semana se anunció el comienzo de la deportación masiva de migrantes, de acuerdo a informaciones emitidas recientemente por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos. Se espera una redada masiva de migrantes, que supone la deportación de, al menos, 2 mil personas en algunas ciudades de EEUU, entre ellas: Miami, Houston, Nueva York y Chicago.

La mayoría de estos inmigrantes han recibido órdenes de deportación o no se han presentado antes los tribunales para establecer su estatus jurídico en territorio estadounidense. Mientras tanto, algunas autoridades gubernamentales de estas urbes manifestaron que no participarían en este nuevo plan migratorio, emanado del Gobierno del presidente Trump.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más