El flujo de migrantes centroamericanos que cruzaba México hasta llegar a los puestos de control fronterizo de Estados Unidos se redujo en 39%, durante el mes de mayo, como resultado del endurecimiento de las políticas migratorias que ejecutan los Gobierno de México y EEUU, con la finalidad de establecer controles más estrictos y evitar el ingreso de migrantes indocumentados.

Marcelo Ebrard, Secretario de Relaciones Exteriores de México, informó que la cantidad de inmigrantes que cruzaron el territorio descendió de 144.278 en mayo, a 87.648 en los días que han transcurrido del mes de julio.

El resultado de esta reducción, de acuerdo a la opinión de Ebrard, se debe a la aplicación más fuerte de las leyes migratorias mexicanas. Adicionalmente, ha incidido en esta disminución las inversiones que se han ejecutado, para crear más empleos en los países centroamericanos.

Plan de desarrollo ayudará a Centroamérica

El canciller mexicano anunció que el Gobierno de México tiene previsto organizar una conferencia pronto, con el objetivo de captar a donantes internacionales, como parte de un plan de desarrollo para Centroamérica.

Por otra parte, Ebrard agregó que México no se responsabilizará en ofrecer refugio a todos los inmigrantes que EEUU está regresando a territorio mexicano, mientras esperan respuesta a las solicitudes de asilo que comenzaron a tramitar en los puestos de controles fronterizos estadounidenses.

En el norte de México, la situación con los migrantes se ha complicado en las últimas semanas, debido a que recientemente las autoridades debieron transportar a centenares de inmigrantes desde Nuevo Laredo, hasta Monterrey, donde fueron abandonados en un terminal de autobuses, a su propia suerte.

Esta situación llamó la atención de los organismos defensores de los Derechos Humanos, las cuales han advertido sobre la necesidad de protegerlos, debido a al alta vulnerabilidad que presentan.

Muchos migrantes no solicitan albergue al Gobierno de México

Mientras, el canciller dijo que más de la mitad de los solicitantes de asilo, que son regresados bajo el programa “Permanecer en México”, no han presentado solicitudes de albergue.

Agregó que muchas de estas personas, rentan habitaciones hoteleras o en casas, porque más de la mitad no solicitan albergue a las autoridades y, en estos momentos, se les está ofreciendo refugio a las familias necesitadas.

De acuerdo a las declaraciones de Ebrard, el problema derivado de los grandes grupos de migrantes está disminuyendo en algunas regiones mexicanas. Entre las ciudades en las cuales se puede apreciar esta reducción se encuentran Ciudad Juárez, Tijuana y Sonora.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más