Alejandro Giammantei, presidente electo de Guatemala, consideró que este país no podrá sostener el acuerdo recientemente suscrito con Estados Unidos, del “tercer país más seguro”, el cual tiene como objetivo retener en territorio guatemalteco a los migrantes que intenten arribar a los puestos de control en la frontera sur de EUA, para controlar la inmigración de indocumentados.

Giammantei dijo en una entrevista, que la forma como está suscrito el acuerdo hace que sea insostenible. En su opinión, este trato entre ambas naciones deberá ser "analizado", conjuntamente con otros convenios anexos y también específicos, firmados entre los Gobiernos de Donald Trump y Jimmy Morales.

El mandatario electo señaló que “así como está la definición del tercer país más seguro, creo que Guatemala no tiene las condiciones de mantenerlo”. Giammantei reiteró que el Gobierno de Morales no informó sobre las implicaciones que tiene este trato, dijo además que Guatemala no reúne las condiciones para recibir y atender a los inmigrantes.

Estas afirmaciones coinciden con las apreciaciones realizadas por los miles de manifestantes, entre ellos campesinos, que hace pocos días participaron en varias marchas por diferentes regiones de Guatemala protestando el acuerdo del “tercer país más seguro”, por considerar que afectará la búsqueda a las soluciones de las necesidades de los guatemaltecos, especialmente los grupos poblacionales de bajos recursos económicos.

El pasado 26 de julio, los presidentes Trump y Morales, firmaron un acuerdo binacional que ubica a Guatemala como “tercer país más seguro”, lo que significa que recibirá a miles de inmigrantes deportados y que transitaron Guatemala para arribar a los puestos de control fronterizo de EEUU. Estas personas podrán esperar en territorio guatemalteco los resultados de las solicitudes de asilo, que hayan comenzado a tramitar en Estados Unidos.

Guatemala se ha negado a utilizar el término “tercer país más seguro”, mientras Estados Unidos utiliza este nombre para el trato suscrito entre ambas naciones.

De acuerdo a estudios históricos sobre migración, este estatus surgió, luego de la firma de la Convención de Ginebra, sobre el Estatuto de Los Refugiados, el cual establece que cuando las personas salen de su país de origen para solicitar asilo en otra nación, este segundo país puede negarle la entrada y enviarlo a un tercer país, que tenga las condiciones idóneas para recibirlo.

Presiones económicas de Trump aceleraron la firma del acuerdo

La firma de este acuerdo por el actual presidente Morales, se realizó en medio de un escenario de amenazas económicas de parte del Gobierno de Trump, quien advirtió que se impondrían nuevos aranceles a las importaciones de mercancías guatemaltecas, así como a las remesas que muchos ciudadanos reciben de sus familiares que residen en EEUU, si Guatemala no firmaba el acuerdo para ayudar a controlar la migración ilegal.

Más de 34 mil guatemaltecos han sido deportados de EEUU

Desde enero de este año, las deportaciones desde Estados Unidos de guatemaltecos ascienden a 34 mil 800 personas; cifras que revelan la presión ejercida por estos ciudadanos hacia la nación norteamericana y el desinterés del Gobierno de Trump de ofrecerles asilo político.

Gimmantei tomará posesión el próximo 14 de enero y ha declarado que “la migración es un proceso de abandono, exclusión social y marginación”. Afirmó además, que las causas del origen de la migración estructurales deben ser combatidas con oportunidades de desarrollo.

“No creo que los muros físicos, ni los muros de las armas detendrán la inmigración. La migración se detendrá con muros de oportunidades”.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más