Combatir los problemas derivados de la pobreza, la migración y la violencia son los retos que deberá enfrentar Alejandro Giammattei, quien fue elegido como presidente de Guatemala el pasado domingo, para el período 2020-2024. Más de la mitad de esta nación centroamericana enfrenta serios problemas socio-económicos, lo cual ha promovido en los últimos meses altos niveles de migración.

Entre los diez países con mayores desigualdades socio-económicas se encuentra Guatemala, debido a que los altos niveles de pobreza afectan al 59,3% de sus habitantes.

Esta dura realidad ha afectado especialmente a las comunidades indígenas, quienes conforman gran parte del flujo migratorio que se ha dirigido hacia Estados Unidos.

El salario mínimo en Guatemala asciende a 2.992,37 quetzales mensuales, lo que equivale a 388,6 dólares, mientras el costo de la canasta básica se ubica en 3.597 quetzales, unos 467,1 dólares. Al menos, la mitad de los niños guatemaltecos con edades menores a 5 años (49,8%) presentan desnutrición crónica, la tasa más elevada de América Latina.

El Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales informó que el 1% de los ciudadanos más adinerados de Guatemala, representa el 40% de los ingresos de los más empobrecidos y esta desigualdad social priva de servicios básicos como la luz, la salud y el agua potable, muy especialmente a los indígenas.

Por su parte, la Comisión Económica para América Latina y El Caribe afirma que las naciones más desiguales tienen un peor desempeño económico y mayores dificultades para disminuir la pobreza, debido a la poca capacidad de consumo, junto a las deficientes oportunidades de inversión y empleo.

Pueblos indígenas de Guatemala exigen más atención gubernamental

Otras problemáticas contribuyen a empeorar las debilidades económicas de Guatemala, las cuales se reflejan en las continuas denuncias de los pueblos indígenas, quienes alegan que siguen marginados del desarrollo y, en la actualidad también se enfrentan a la explotación de los recursos naturales en sus territorios.

Giammattei reemplazará el próximo 14 de enero, al actual presidente guatemalteco, Jimmy Morales, cuyo Gobierno es cuestionado actualmente por el reciente acuerdo de “Tercer País más Seguro” firmado con EEUU.

Guatemala entre los países centroamericanos más inseguros

La administración gubernamental de Morales se propuso reducir la criminalidad en el país, como una de sus principales prioridades. El Grupo de Apoyo Mutuo, GAM, reconoció la reducción de homicidios en Guatemala, pero esta nación sigue siendo considerada como una de las más violentas, conjuntamente con El Salvador y Honduras. Los tres países conforman el Triángulo Norte de Centroamérica, una de las regiones más violentas y pobres a nivel internacional.

El nuevo mandatario, Giammattei, tendrá entre sus responsabilidades decidir sobre la continuación del acuerdo del “Tercer País más Seguro”, el cual ha sido cuestionado en varias manifestaciones, por considerar que limita la solución de las necesidades de la población local. Los guatemaltecos han afirmado que esta nación no tiene la capacidad económica de atender los requerimientos de los grupos migrantes vulnerables y este acuerdo perjudica severamente al país.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más