El presidente estadounidense Donald Trump y su administración gubernamental preparan un plan de contingencia para prevenir los efectos devastadores, que pudiera ocasionar a Estados Unidos, una recesión de su economía. El mandatario explicó que esta estrategia podría incluir una reducción de los impuestos que se aplican a los salarios, luego de que la semana pasada se alertara a la nación sobre una posible recesión.

El mandatario declaró que “he estado pensando en relación a los impuestos sobre la nómina, durante bastante tiempo”. “A muchas personas, le gustaría ver esto”. Estas declaraciones fueron dadas por Trump en el Depacho Oval, durante una reunión con Klaus Iohannis, presidente de Rumania.

El magnate agregó que “estamos valorando varios tipos de reducciones de impuestos”. “Pero, de todos modos, todo el tiempo lo hago”.

La administración de Trump estudia también la modificación de los impuestos sobre las ganancias de capital, aunque señaló que aún no hay decisiones concretas sobre este tema.

Gobierno de Trump preocupado por una posible recesión de su economía

Estas declaraciones de Trump surgen luego de que se dispararan las alarmas, sobre una probable recesión de la economía estadounidense; lo cual alertó a las autoridades gubernamentales, a los sectores políticos y a la población.

Pese a esta situación, el presidente negó la existencia de una recesión en los actuales momentos y acusó nuevamente a la Reserva Federal, de ser responsable de la situación actual.

Por otra parte, Trump dijo que “me gustaría ver una reducción de los tipos de interés, de la Reserva Federal, porque esto debería haber sucedido desde hace tiempo”. “Creo que se encuentran muy atrasados, al no haberlo hecho antes”.

En Estados Unidos, los trabajadores deben pagar impuestos sobre la nómina, para financiar la seguridad social y también el programa asistencial sanitario, Medicare.

Dudas sobre los beneficios de la reducción de los impuestos sobre la nómina

El recorte impositivo sobre los salarios ayudaría a la clase trabajadora temporalmente y también impulsaría la economía, sin embargo, algunos expertos alertaron que esta medida aumentaría el déficit e inclusive podría dañar los programas de la seguridad social en EUA.

El plan de contingencia forma parte de las estrategias del presidente norteamericano y su equipo de Gobierno, tendientes a mejorar la situación de la economía nacional y, específicamente, evitar recaídas que pudieran generar daños al país. El Gobierno se propone mantener buenos niveles de ofertas de empleos, salarios estables y bien remunerados; además de ofrecer más oportunidades a los estadounidenses, desde el punto de vista económico.

Durante el primer trimestre del año, el Producto Interno Bruto, PIB, de EEUU alcanzó 3,1%; mientras en el segundo trimestre se situó en 2,1%, lo que representa una leve señal de decrecimiento.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más